Díaz de felicidad (Temperley 1-2 Huracán)

¡Tremenda victoria del globo! Huracán derrotó a Temperley 2 a 1 como visitante en un sufrido partido y llegó a las 33 unidades en la Superliga, quedando momentáneamente en zona de Libertadores. Andrés Chávez e Ignacio Pussetto anotaron los goles quemeros, pero en Marcos Díaz estuvo la gran figura de la tarde de Turdera.

Si no se sufre no vale para Huracán… Y de qué manera se sufrió este partido. Jugando mal, con su arquero como figura, con muchísima suerte por momentos y siendo punzante cuando llegó. De la manera que sea, pero era un encuentro clave para el equipo de Alfaro, ante un rival que se jugaba sus últimas fichas para continuar en primera división. Y se ganó, se ganó de visitante con todo lo que eso implica. Y lo más importante de todo es que si bien se debe seguir sumando para no arrancar contra las cuerdas la temporada que viene, con esta victoria Huracán ya sabe que a falta de siete jornadas seguirá en primera división.

Los primeros momentos del encuentro fueron muy parejos, casi sin llegadas y con ambos equipos tratando de tomar la iniciativa. Quien lo logró rápidamente fue el globo, cuando a los 16 minutos encontró gracias a un rebote en mitad de cancha a su delantero de área, Andrés Chávez, mano a mano con el arquero Ayala.  El comandante lo enfrentó y definió cruzado para anotar su segundo tanto en el club y el 1 a 0 parcial.

Después de la apertura del marcador, y como está ocurriendo últimamente, el conjunto de Parque Patricios se metió demasiado atrás y comenzó a sufrir. La jugada posterior al gol, Marcos Díaz le sacó un cabezazo a quemarropa al delantero Giordana. El uno quemero también fue partícipe de una polémica que al principio pareció penal sobre Brandán, pero con las imágenes quedó claro que quien se lo lleva puesto a Marcos es el propio jugador del gasolero.

La superioridad del local desde el tanto de Chávez fue demasiado notoria. Lo acorraló contra su arco al globo y no lo dejó cruzar mitad de cancha. Tan es así que en la última de la primera etapa ocurrió un milagro en el área de Huracán: entre el palo, Marcos Díaz, Damonte y un propio jugador del celeste evitaron el empate de manera increíble y el conjunto quemero se fue al entretiempo en ventaja cuando no lo merecía para nada.

Habrá sido muy importante la charla que seguramente mantuvo Alfaro con sus dirigidos durante el entretiempo, porque desde el arranque del complemento se vio un Huracán con otra ambición, sin defenderse contra su propio arco y tratando de aprovechar los espacios. Incluso el primer cambio del DT dio una muestra de lo dicho anteriormente: Coniglio por Nazareno Solís, de regular partido.

Tan es así que cuando el globo encontró el primer hueco libre lo aprovechó: Andrés Chávez luchó una pelota dividida con Riveros y habilitó a Nacho Pussetto, quien luego de superar en velocidad a un defensor y ante la salida del arquero, definió de manera exquisita para darle aún más ventaja a Huracán. 2 a 0 y a jugar con la desesperación del rival.

A partir del gol de Nacho, Temperley comenzó a jugársela al todo o nada, introduciendo mucha gente en ataque y dejando poca defensa. Con Pussetto, Chávez y Coniglio el globo pudo haber terminado la historia en muchas oportunidades pero no lo hizo y ya se sabe que si no se sufre no es Huracán. A falta de diez para el cierre, el gasolero aprovechó un error defensivo y Franco Sosa desde el borde del área anotó el descuento para el local, que ante el empuje de la gente pudo nuevamente contra las cuerdas al elenco de Alfaro.

Los últimos minutos fueron verdaderamente un parto. Se jugó en el área quemera, aguantando los avances como sea y despejando todo lo que venga. Afortunadamente Temperley no se las ingenió para llegar claramente y Huracán consiguió una victoria importantísima, que hunde definitivamente a su rival en el promedio, lo aleja definitivamente al globo del mismo y encima lo posiciona, hasta que jueguen un par de equipos, en zona de Libertadores.

Es cierto que Huracán nuevamente no jugó un buen partido, que si no era por Marcos Díaz y por la suerte o mala suerte de Temperley no hubiese conseguido los tres puntos, pero quien iba a pensar cuando comenzó la Superliga que a falta de siete fechas para la finalización el globo estaría 18 puntos por sobre el último que hoy está descendiendo…

Se vienen quince días sin fútbol producto de la fecha FIFA que servirán no solo para preparar el partido con Banfield (viernes 30 de marzo) de la mejor manera, sino también para recuperar soldados como Saúl Salcedo y Nicolás Silva. ¡Ganó Huracán… y la quema está feliz!

Foto: @cahuracan

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento

A %d blogueros les gusta esto: