La opinión del hincha Temperley 1 Huracán 2

Huracán llegaba a Temperley con un ojo morado luego del empate en el partido anterior.  La única manera de hacer valer ese punto era la victoria, porque además era (a mi entender) el despegue definitivo de la tabla de abajo por lo que queda en este torneo.

Se sabía cómo iba a salir a jugar el local, con mucha garra y proponiendo adrenalina desde el vamos.  Ante tamaña desesperación, hay distintas maneras de plantear el partido, una es peleándolo y definiendo con la jerarquía de nuestros jugadores y la otra es esperando tranquilo y ante la primera posibilidad, embocar el arco contrario.  Ya sabemos cómo juega Alfaro y en el primer tiempo las posibilidades que tuvimos fueron unas cuantas y en una de ellas el Comandante Chávez la vuelve a embocar y ya empieza a mostrar los pergaminos que lo trajeron a Huracán.  Pero Temperley es puro corazón e iba para adelante con lo que tenía (me hizo recordar mucho otros momentos de nuestro Globo cuando las cosas empujaban al abismo) y de tanto ir tuvieron muchas chances.  Pero claro, es imposible contra Marcos Díaz.  Marcos sostuvo el resultado del primer tiempo con los 10 puntos que le pongo a la enorme figura de la cancha.

El segundo tiempo Temperley no negoció nada y siguió yendo para adelante como una tromba pero Huracán ya estaba más tranquilo, más seguro, era como que se daba cuenta que el local ya no podría lastimarlo.  Y en otra que tuvo el Globo, la mandó a guardar Nacho Pussetto y pareció que ya había que pensar en otra cosa.  Ellos sintieron muchísimo el segundo gol y se sentía que venía el tercero para Huracán pero una mala salida de Chimino es aprovechada por uno de ellos y convierte el descuento.  Era claro que Huracán no iba a terminar sin sufrir pero bueno, el tiempo pasó y terminó el partido con la alegría de haber salido de la maldita tabla y haberse posicionado en la tabla bendita.

Lo de Marcos Díaz fue impresionante.  Nada le puede sacar el 10.  Chávez  me está empezando a demostrar quién es y creo que con un par de partidos más, será temible.  Nervo sacó todo lo que le llegó, Pussetto marcó la diferencia de calidad aun sin haber jugado un partido excelente.   Dentro de la alegría del presente en la tabla, vuelvo a notar que Huracán se quedó a la mitad del segundo tiempo en forma alarmante.  No jugó bien en todo el partido –si hubiera jugado bien el resultado hubiera sigo goleada- pero esos quedos del final hay que trabajarlos y deben ser motivo de charla entre Alfaro y el plantel.

Se viene un descanso por la selección y en la otra recibimos a Banfield.  Claramente es partido que hay que salir a ganar ya que la entrada a la Copa está ahí y la tabla del campeonato que viene nos tiene que tener lejos de los que estén abajo.  No hay que aflojar en este momento, bah, nunca hay que hacerlo, pero ahora es el preciso instante de tratar de jugar un poco mejor y pegar un salto de calidad que nos llevará hacia arriba.  Eso espero.

 

Abrazo Quemero!!!!

Carlos Biondi.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: