¡Arde en llamas!

Por la vigésimo quinta fecha de la Superliga Argentina, Huracán venció 3-2 a Atlético Tucumán con goles de Ignacio Pussetto, Pablo Álvarez y Nicolás Silva. Con esta victoria, el conjunto dirigido por Gustavo Alfaro, se ubica tercero en el campeonato con 46 puntos, en zona de Copa Libertadores.

Había que ganar y se ganó. Es cierto, sin jugar bien y por momento recurriendo al pelotazo, el Huracán de Alfaro se convirtió en un equipo aguerrido; es muy difícil que a Huracán le conviertan goles, como si fuera poco Marcos Díaz llevaba más de 340 minutos sin que le conviertan un gol y hoy le hicieorn dos, no porque sean errores de él, sino que hoy la defensa no estuvo en su mejor partido, tampoco ayudó el campo de juego, ya que los jugadores se resvalaban continuamente.

Huracán comenzó ganando desde el vestuario, a los dos minutos, Ignacio Pussetto con un zapatazo exquisito, la coloca al palo izquierdo de Batalla y explotó el Ducó. Nacho fue un pulto alto del partido, es importante que se haya encontrado con el gol, porque hacia dos partidos que no venía siendo el de siempre. En el primer tiempo, el Decano tuvo una jugada clara, pero Pablo Álvarez la saco en la línea con el muslo izquierdo. Termino sufriendo el Globo un poco, pero se fue al descanso muy aplaudido.

En el segundo tiempo, ocurrió algo similar, los dirigidos por Zielinski igualaron el partido al minuto, tras una gran jugada personal de Blanco, llegaron al empate. Sin perder el ánimo, el Globito se puso nuevamente en ventaja con gol exquisito de Pablo Álvarez, el ex defensor de Racing, marcó de taco a raíz de un centro de Bogado.

Huracán quería más, los de Alfaro no se conformaban con uno solo de ventaja y el tercero estaba al caer. El último gol del Globito llegó a los 27 minutos; Pussetto tira un centro, la baja de muy buena forma Diego Mendoza (que tuvo un gran partido, fue aplaudido por toda la cancha cuando salió) y conectó Nicolás Silva. Los de Parque Patricios no se floreaban, pero ganaban. Cuando parecía que todo estaba definido, apareció a falta de cinco minutos, Hechalar para darle emoción al partido y así se ponía 3-2. Huracán pudo haber aumentado el marcador, pero Batalla lo impidió. Terminó el partido y la gente deliró, al canto de “Hay que ganar la Copa Libertadores”.

Con este resultado, Huracán se ubica tercero en la Superliga con 46 puntos, los dirigidos por Alfaro están en zona de Copa Libertadores. La próxima semana, el Globo viajará a Córdoba para enfrentar al dífcil Talleres de Kudelka. Que nadie nos quite la ilusión Quemero…

 

 

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento

A %d blogueros les gusta esto: