Depende de nosotros

Huracán igualó 0 a 0 frente a Talleres y se trajo un puntazo de Córdoba que le permite llegar a la última fecha de la Superliga en zona de Libertadores. El globo aguantó los ataques de la T con Marcos Díaz como figura y tratará de decorar ante Boca en el Ducó una campaña extraordinaria.

Sin lugar a dudas era una final. Y se jugó como tal. Con la lluvia, humedad y cancha empapada como condimento agregado. Un equipo de Gustavo Alfaro que, aunque pueda gustar o no su forma de jugar, consiguió un estilo  de juego y lo respeta en todas las canchas.

Desde el comienzo del encuentro se dio el partido esperado, un duelo de estilos bien marcados. Un talleres (también de enorme campaña) que apuesta a la tenencia de pelota y la circulación de la misma, tratando de encontrar los huecos justamente mediante la movilidad y la llegada de muchos jugadores en posición de ataque. Con un Guiñazú que, como casi siempre, se hizo amo y señor del mediocampo tanto para distribuir como para recuperar la pelota. Por su parte, un Huracán replegado en el fondo y tratando de apostar al contragolpe con la velocidad de Pussetto y Silva.

Si bien el juego fue muy disputado durante toda la primera etapa, el partido tuve escasez de emoción, con apenas una llegada clara por bando. El conjunto cordobés lo tuvo al principio mediante el juego aéreo, con un cabezazo del ex Huracán Carlos Quintana que pasó por encima del travesaño. El globo, por su parte, llegó a través de Adrián Calello, quien luego de una habilitación del Mosquito, definió cruzado apenas desviado ante la llegada por el segundo palo de Diego Mendoza. Lo que sí tuvo el primer período fue mucha polémica, sobre todo un penal no cobrado por parte de Vigliano a Talleres luego de una infracción de Araujo a Joao Rojas.

El complemento fue un poco el reflejo de los primeros cuarenta y cinco minutos, aunque con muchas más llegadas por parte. Además, a medida que fueron corriendo los minutos, el cansancio, la falta de piernas y el nerviosismo comenzaron a jugar un papel importante. Pero como en cada encuentro del globo en este torneo, hay alguien que no pasó desapercibido en el encuentro: Marcos Guillermo Díaz. Si bien el arquero quemero no había tenido tanta participación hasta la mitad del segundo tiempo, un conjunto de tres jugadas claves en las que evitó de forma magnífica el gol de Talleres lo ponen nuevamente en lo más alto del podio en la tarde de Córdoba.

Primero le negó el gol a Aldo Araujo, quien trató de colocarla por encima ante la rápida salida de Marcos pero la pelota dio en el pecho del santafesino. Minutos más tardes, tras un cabezazo de Quintana, el arquero voló a su izquierda y envió la pelota al córner. Pero lo más importante llegó sobre el final, y fue tras un grave error del capitán Martín Nervo, quien venía teniendo un gran partido hasta ese momento. Fue producto de un pelotazo llovido desde el campo de Talleres que parecía tener controlado el defensor, pero este se confió y la dejó correr sin advertir que por detrás estaba nuevamente Aldo Araujo, quien se la llevó de arremetida y definió con su zurda, pero ahí apareció nuevamente el mejor arquero del campeonato para negarle el grito al conjunto dirigido por Kudelka.

El globo pudo ganarlo sobre el final con un remate desde afuera del Pipi Araujo que controló en dos tiempos Herrera. Entre los rendimientos a destacar en el equipo, además de Marcos Díaz, se destacan las actuaciones de Saúl Salcedo, Adrián Calello e Israel Damonte, aunque todos los que participaron de este partido hicieron un gran trabajo para volver con un valioso punto que le permite al globo depender de sí mismo para clasificar la próxima Copa Libertadores. Huracán cerrará este torneo en el Ducó frente a Boca Juniors, quien dependiendo de sus próximos resultados puede llegar a la quema como campeón o no. Lo que vale destacar es que con este empate el equipo de Alfaro se aseguró por lo menos disputar la Copa Sudamericana.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: