¡Así se debuta en primera!

¿Se puede decir que si de chico/a no soñaste con debutar en la primera de Huracán no tuviste infancia? En la ventana de mi habitación tengo todavía pegada una figurita de Gastón Casas y por ahí andaba mi sueño de jugar con él. ¿Cómo se daba la secuencia? Entrabas a la cancha a trabar, a meter la patita, a patear al arco. Si la perdes, la recuperas. Dejas todo y -lo más difícil- te vas ovacionado por la gente. Hay que ser realista, ¿cuáles son las posibilidades de meter un gol en el debut? Como Cuomo en el gol del empate de la serie contra -el horrible equipo- Anzoátegui.

A veces no hace falta meter un gol para romperla; así lo demostró Walter Perez el domingo ante River. No me voy a fanatizar con este chico, pero ojalá sea un ejemplo para los pibes que todavía no tuvieron la posibilidad de jugar en el primer equipo de Huracán. ¡Así se debuta en primera! Un chico de categoría 98 que pasó por el proyecto Barcelona y juega de central o lateral en inferiores. Debutó como volante ante ni más ni menos que River y demostró que vino para quedarse. Hizo casi todo bien, no tuvo timidez para patear al arco apenas iniciado el partido y recibió los aplausos de la gente cuando salió con una molestia muscular.

Por eso vamos a hacer un repaso de los chicos de inferiores que llegaron (o no) a debutar en el Globo.

En el plantel actual son tenidos en cuenta: Joaquín Mendive, Federico Marín, Matías Juárez, Nicolás Cordero, Lucas Merolla y Norberto Briasco.

Mendive (arquero rápido de piernas) y Marín (que estuvo frenado dos años por un problema cardíaco) se entrenan con el primer equipo, pero aún no tuvieron la posibilidad de debutar.

Matías Juárez está en Huracán desde chico, debutó contra Central Córdoba y jugó contra Colon y Banfield. Tiene pase filtrado, buena visión de juego y genera oportunidades.

Cordero es un 9 de área que este año debutó faltando 5 minutos para el cierre del partido contra Atl. Tucumán. No se lo pudo observar mucho, pero fue citado al seleccionado argentino sub-19.

Merolla tiene 2 temporadas en B nacional y B metro. Volvió al Globo y Alfaro lo tiene en cuenta como central.

Briasco ya está firme en el primer equipo y -a mi gusto- si no está Chávez, tiene que jugar él.

Por otra parte, los siguientes son los 7 que están a préstamo en Sacachispas: Matías Ávalos, Nicolás Femia, Claudio Vargas, Leandro Cuomo, Pablo Barboza, Leandro Romano y Leonel Müller.

Tomás Molina, la promesa de casi todo el periodismo partidario del Globo que no pudo lucirse en primera división. Hoy en Almirante Brown.

Luca Sosa, actualmente en Deportivo Cuenca, arrancó firme y se fue derrumbando con el pasar del tiempo. A mi gusto tiene potencial, pero muchos errores en varios partidos seguidos lo devolvieron a reserva.

Fernando Cosciuc, tuvo un lindo debut frente a Boca si olvidamos el gol de Benedetto. No renovó y no es clara su situación contractual con el Globo.

Martin Sarrafiore, la “joyita” que hizo las inferiores y tenía contrato con Huracán, pero prefirió firmar un pre-contrato con Inter. Manejos poco claros que pusieron a toda la hinchada en contra, a sus propios compañeros y al DT que lo formó toda la vida. No hay información concisa sobre la demanda que pretendía hacerle el Globo a este jugador.

En la temporada 2012/2013 debutaron Alejandro Romero Gamarra y Cristian Espinoza.

Kaku se fue al New York Red Bull por 5.000.000 dólares por el 100% de los derechos económicos y federativos. Nació en Huracán, nos regaló goles, lujos, el ascenso a primera. No hay muchos jugadores como él, con el sentido de pertenencia marcado a flor de piel.

Espinoza, el primer jugador en debutar en primera que hizo todas las inferiores desde el baby. Se fue a España en su mejor momento, después de afianzarse en el equipo titular del Globo y de jugar con la sub-20 y sub-23. Se fue por una cláusula de rescisión por 5 millones de euros. Volvió al país a jugar en Boca y a iniciarle una demanda a Huracán por “errores conceptuales”, según Sasso.

Guillermo Sotelo y Lucas Villarruel, otros destacados de las inferiores del Globo que llegaron a primera. Supieron ganarse la titularidad y se fueron cuando no tuvieron más lugar en el plantel.

Cierro con el primer debut de un jugador del club desde que Nadur asumió la presidencia de Huracán. Gonzalo Pity Martinez, ascenso y Copa Argentina con nuestra camiseta. Una de las ventas que más plata le dejó al club (U$S 4.000.000) y que cambió la perspectiva del Globo en cuanto a las negociaciones de sus jugadores.

Junto con la vaga información que hay de las inferiores, los nombres, los partidos y los pases, tenemos que preguntarnos por qué jugadores, como Juan Pablo Vivas, debutan a los 23 años en primera división. ¿Por qué no se les dió antes la oportunidad? ¿Por qué no son cedidos a otros clubes? ¿Por qué en los mercados de pases salimos a buscar jugadores en posiciones que deberían nutrir las inferiores?

El futuro y el sostén del fútbol profesional tienen que ser las divisiones inferiores de Huracán. Es clave fomentar en los chicos el sentido de pertenencia y el acompañarlos en esta hermosa experiencia que es vestir la camiseta más linda del mundo.

Araceli

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento

A %d blogueros les gusta esto: