La opinión del hincha.

Estaba hecho pomada  (por no poner cómo estaba realmente al principio mismo de la nota).  Creí que a mi edad a los cuenteros (por no poner la palabra exacta al principio mismo de la nota) los reconocía a 500 metros sin anteojos… pero la vida me volvió a sorprender.

Ni quiero hablar de Alfaro, ya le dije bastantes cosas por twitter y no quisiera volver a ser el energúmeno que me convertí cuando se confirmó que nos cagaba.  El tema pasa por otro lado: Parece que cada vez que sacamos la cabeza del pozo viene alguno y nos pisa y nos manda otra vez al fondo.  Escuché y leí explicaciones de las mas diversas, justificaciones que por poco lo hacían al muchacho un “ángel bajado del cielo y que una flecha divina le tocó en suerte y ahora cumple su sueño” o “Tuvo que elegir entre el corazón y la razón” y pavadas semejantes.  Pero las que mas me dolieron fueron las que lo justificaban diciendo que el futbol es solo un juego…….Por Dios.

El futbol no es un juego.  Y los que quieren instalar eso, que vayan a ver a Messi jugando contra conos en Europa.  Acá, la pasión domina.  Y si uno nos garca nos ponemos mal.  Y si ganamos somos felices. Y si uno de los nuestros le hace un gol a los Cuervos somos felices dos veces (posta, no felices un ratito y jaja que lindo y al toque ¿que hay para comer?)

No justifico la violencia.  Es más, creo que ponerse violento por algo del futbol (como ésta, la más alta de las traiciones, salvo que se hubiera ido a San Lorenzo) es ridículo porque viviríamos violentos las 24 horas del día.  Pero ante un hecho como el que presenciamos no nos podemos poner con la cara que pone Marley cada vez que se cae.

Y así andaba estos días, pateando tachos por la calle.  De mal humor.  Triste.  Mal.  No entendía como podía pasarnos esto.  No lo podía procesar.

Y empezaron los rumores.  Y se hicieron más fuertes. Y más.  Los que hacemos Patria Quemera  tenemos un grupo de whatsupp y a nuestro productor Fer Figliola lo teníamos podrido.  Y él al personaje del que se estaba hablando, matándolo a mensajes, hasta que nos manda la captura de pantalla de una de las respuestas: “Si, confirmalo, soy feliz” Y todo lo que sufrí ahora lo estoy disfrutando.  Disfrutando en serio, con pasión.

Gracias Antonio Ricardo Mohamed por volver.  Gracias por reafirmar que no estoy loco por ser apasionado. Yo estaba justo donde terminaste la loca carrera después de hacer el gol en cancha de Los Andes.  Y estaba allá arriba en la cancha de Boca cuando estabas solo frente al arco justo frente a nosotros y nos miraste y la tiraste afuera.

Gracias Huracán por hacerme sentir como la sangre corre por mis venas.

Y que ahora sea los que Dios Quiera.

 

Abrazo Quemero!!

Carlos Biondi.

 

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento

A %d blogueros les gusta esto: