Se despidió del campeonato (Racing 3-1 Huracán)

Huracán cayó ante Racing por 3 a 1 en Avellaneda y se bajó completamente de la pelea por el torneo. Si bien el globo hizo un muy buen partido en el Cilindro, una serie de errores individuales y la jerarquía del rival hicieron que el resultado sea favorable para la Academia. Cristaldo, Lisandro López y Sigali anotaron para el local, mientras que Carlos Auzqui había empatado transitoriamente (luego fue expulsado al igual que Chávez).

Pocas cosas se le pueden reprochar al equipo de Antonio Mohamed en su visita a Avellaneda. El globo se plantó en el Cilindro desde el minuto cero y le jugó de igual a igual al líder de la Superliga; estuvo abajo en el marcador y se supo levantar y hasta lo pudo haber ganado, pero falló en los momentos claves y Racing no te perdona.  

Yendo al partido en sí, el globo se paró con un 5-3-2 con Chimino y Walter Pérez por ambos laterales y Carlos Auzqui dando una mano en el medio. El primer tiempo fue muy parejo durante todo su desarrollo, en el cuál Huracán tuvo las principales ocasiones de gol pero aun así se fue abajo al entretiempo. Mediante la vía aérea, uno de sus principales armas de ataque, Racing llegó al gol luego de un gran cabezazo de Sigali que dio en el palo y empujó Cristaldo con su pecho. Nada pudo hacer Antony Silva que quedó totalmente descolocado.

El complemento, por su parte, arrancó con muchísimas emociones. En la primera jugada del mismo, la Academia pudo haber aumentado del marcador con una serie de rebotes y grandes atajadas de Silva que derivaron en un remate de Centurión por encima del travesaño. Sin embargo, y pese al gran arranque del local, a los dos tres minutos el globo salió desde abajo como pide el Turco y fabricó una gran jugada que culminó con un pase entre líneas de Damonte hacia Auzqui, quien se fue mano a mano y definió a un palo para establecer la igualdad actual.

El empate generó no solo la tensión en los hinchas de Racing sino también en la desesperación del equipo y el globo estuvo muy cerca de aprovechar esto y darlo de vuelta, pero en la primera que el conjunto de Coudet volvió a aproximarse, el recién ingresado Pablo Álvarez cometió un penal infantil con su brazo derecho que transformó en gol Lisandro López. Todo el desgaste y esfuerzo realizado por el elenco quemero se vino abajo con esta situación y a partir de allí todo se hizo cuesta arriba e imposible de remontar, ya que minutos más tardes fue expulsado Carlos Auzqui por doble amarilla y al instante llegó el tercero de la Academia tras una gran jugada colectiva que culminó Sigali.

A pesar de la derrota, muchas cosas positivas y para destacar mostró Huracán.  El rendimiento de los dos centrales paraguayos fue muy bueno y sobre todo cabe resaltar el nivel de Alderete, quien debía suplir la baja de Mancinelli y lo hizo de gran manera. Fue muy buena la labor también de los dos delanteros, Gamba y Barrios, midiéndose durante todo el juego con los centrales de Racing y generando sus espacios.

El próximo viernes, el globo tendrá frente a Vélez un duelo muy importante, un partido crucial en la lucha por clasificar a la próxima Libertadores.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento