De mal en peor (Patronato 1-0 Huracán)

En otro pésimo partido, Huracán perdió en Paraná ante Patronato por 1 a 0 con gol de Federico Bravo y no solo ya es una utopía la clasificación a la próxima Libertadores, sino que también quedó muy complicado para ingresar hasta en la Sudamericana. Se viene el arranque de la copa en el peor momento.

¿Qué te está pasando, globo? Preocupante actuación nuevamente del conjunto que dirige el Turco Mohamed, quien parece que no logra encontrarle la vuelta. No solo la preocupación pasa por los resultados; es notoria la baja de rendimiento de este equipo, sin identidad, sin ideas, que no se sabe a que juega y que hasta el momento no parece un equipo de Mohamed, ni mucho menos.

Nos superó un Patronato que llegó a este encuentro último en la tabla de posiciones y en descenso directo. Tampoco hizo mucho para llevarse la victoria, pero nos derrotó, al fin y al cabo, en un partido horrible muy mal jugado y muy trabado en mitad de cancha, que careció de emociones. Los 45 minutos iniciales, mostraron un Huracán que ni siquiera pateó al arco; ni siquiera se aproximó al área de Bértoli, algo parecido a lo que había ocurrido frente a Talleres en Córdoba. Roa y Toranzo, los encargados de generar juego, nunca se asociaron, Chávez quedó aislado completamente y los extremos, Briasco y Mendoza, no desbordaron una sola vez. Por su parte, el equipo local siempre atinó a los pelotazos cruzados y así llegó la única chance de ese primer tiempo en los pies de Gabriel Compagnucci, quien luego de un bochazo desde la otra punta, anticipo a Walter Pérez (de flojísima labor) y por poco no llegó a definir ya que se topó con Salcedo.

El complemento no había arrancado tan mal para el globo, quien con la entrada de Barrios se había aproximado más al área rival, pero un error garrafal del arquero Silva tras un córner llovido que salió de forma errónea le permitió a Federico Bravo ganarle la marca a Briasco y poner el 1 a 0 para el conjunto de Paraná.

Obviamente, y como se sabía que iba a ocurrir, el Patrón se replegó con todos sus jugadores en su campo y dejó venir a un Huracán, que, sin ideas, pudo haberlo empatado en varias oportunidades. Claramente, la ocasión de gol más importante se dio en el descuento, cuando Bertoli con una doble tapada ante Garro y Alderete salvó de forma heroica al elenco local para quedarse con los tres puntos. Sobre el final, fue expulsado Lucas Barrios por un golpe sin pelota a un rival.

Sin dudas, se llega de la peor manera posible al debut de la Libertadores, que será este jueves frente al Cruzeiro en el Ducó. Igualmente, y a pesar de que el objetivo principal para lo que queda será pasar la primera fase de la Copa, no se debe perder de vista el torneo local, ya que restan cuatro partidos (tres como local) y todavía están las chances para ingresar por lo menos a la próxima Copa Sudamericana.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento