Desahogo quemero (Huracán 2-0 Atlético Tucumán)

Huracán cortó la mala racha luego de once partidos y derrotó 2-0 a Atlético Tucumán por la última fecha de la Superliga. Andrés Chávez y Lucas Barrios anotaron los goles del globo, que quedó momentáneamente clasificado a la sudamericana aunque depende de otros resultados.

Un poco de respiro en Parque Patricios. En una semana caldeada luego de la derrota en Venezuela y la posible partida de Mohamed, los rumores de peleas internas con los jugadores y mucho más. Probablemente con esta victoria se vean las cosas con otros ojos, con la felicidad de haber conseguido los tres puntos, pero realmente hoy Huracán mostró otra actitud, se notaba las ganas de ganar y se vio reflejado sobre todo en el festejo del primer gol.

El turco sorprendió comenzando el encuentro con una línea de cinco defensores, con la vuelta de Pablo Álvarez como principal novedad y la ausencia de Auzqui y Roa como titulares. Era una especie de 5-2-3, con los dos laterales proyectándose cuando el equipo avanzaba. Igualmente, durante la primera mitad fue cuando peor la pasó el conjunto quemero en el partido, producto de las dos ocasiones más claras para el elenco tucumano que hicieron lucir de manera espectacular a Antony Silva tras los remates de Gervasio Nuñez y Leandro Díaz. El globo, por su parte, solamente se aproximó mediante una individualidad de Briasco, quien luego de una serie de rebotes le sirvió el gol a Gamba pero lo evitó Luchetti.

Con el correr de los minutos, y viendo que el trámite era un poco más favorable a Atlético, la línea de cinco desapareció y quien se adelantó unos metros para convertirse ya en un volante por izquierda fue Walter Pérez. Y el complemento fue muy distinto a lo mostrado en los primeros 45 minutos; el equipo salió decidido a atacar al rival y ya desde el comienzo generó peligro, cuando de manera formidable Lucchetti le sacó un gol hecho a Damonte entrando por el segundo palo.

Pero minutos más tardes, más precisamente a los 19 del complemento, Lucas Gamba habilitó entre líneas a Andrés Chávez, quien quedó mano a mano con un defensor, se lo sacó de encima y punteó la pelota ante la salida de Luchetti para anotar un gol muy gritado en el Palacio Ducó, un tanto que le dio la tranquilidad suficiente al conjunto dirigido por Mohamed y que le hizo manejar el resultado hasta el final del juego.

El globo, si bien liquidó la historia sobre el final mediante Lucas Barrios luego de un cabezazo de Damonte y un rebote del arquero, pudo haber aumentado el resultado mucho tiempo antes y no pasar ningún sobre salto, pero afortunadamente fue triunfo luego de más de dos meses y respiramos nuevamente.

Huracán, con esta victoria, se metió nuevamente en zona de sudamericana y deberá esperar alguna combinación de resultados para cumplir con ese objetivo planteado a comienzos del semestre. Por otro lado, con el torneo ya finalizado, deberá enfocarse en la Copa Libertadores y en la Copa de la Superliga, que comenzará a disputarse el próximo fin de semana.

Fotos: Pablo de Agelis

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento