Así no, Globo. Por Fernando Figmonare.

Así No Globo…

 

En estos días y por razones mucho más trascendentes que el fútbol, anda circulando por las redes sociales un aforismo/sentencia que dice algo más o menos así, “la Argentina es un país del que si te vas 20 días cuando volves no lo conoces y si te vas 20 años llegas y ves que nada cambió de cuando lo dejaste” Huracán parece responder a esto le pongamos la unidad de tiempo que le pongamos.

Hace dos años, dos años nada más como estábamos? Problemas de descenso, plantel cuestionado, problemas económicos, jugadores que se querían ir (Nervo, Marcos Díaz, entre otros), se contrata a Alfaro (perdón por nombrarlo) y lo miramos con desconfianza, por su estilo de juego y su falta de identificación con el club y empezamos a vivir una etapa en la que al principio con dudas ya los primeros meses seguíamos a tres partidos perdidos del descenso parecía que nos acostumbraríamos a épocas menos ásperas. Hacia fines del 2017 y principios del 2108 ya acostumbrados a no jugamos bien pero sumábamos, el plantel parecía haber dejado atrás sobresaltos y cuestionamientos, jugadores que querían sumarse ya sí terminamos la Liga 2017/18 con una carambola de resultados que nos metió en la Libertadores.

Así y con esta perspectiva, arrancábamos hace un año la temporada 2018/19 y todo en los primeros 6 meses parecía seguir sobre ruedas. Más allá de cierta deuda desde lo estrictamente futbolístico había que pellizcarse para comprobar que era cierto lo que se vivía. Pero de repente y como alguna vez le escuché a Ángel Cappa; “Que poco dura la alegría en la mesa de los pobres” El receso de verano nos deja sin DT, sin arquero titular y desde la Comisión Directiva (o desde quienes deciden dentro de ella) se pretende salir por arriba con un golpe anímico ante lo inesperado.

Traer a un Hijo Pródigo con espaldas y corazón de sobra para hacer frente a la situación, hoy con el diario del lunes podemos decir que fue un fracaso. Pero para lo que no se necesita el diario del lunes es para poder observar que el fracaso deportivo desencadenó o le dio visibilidad a un descalabro institucional muy peligroso a la hora de transitar tormentas o épocas de vacas flacas.

Resulta ser que no estamos tan equilibrados económicamente como parecía, además no podemos detectar cuando la relación plantel cuerpo técnico ya no resiste más y extendemos agonías innecesarias que no solo impactan en quien tiene que tomar decisiones (más allá de su pertenencia indudable a Huracán) sino en los jugadores que ante la pérdida de confianza vuelven a ser los “camarilleros” los que “echan técnicos” etc., etc. Es como si viéramos la tormenta y nos tiramos de cabeza en ella, no? Párrafo aparte lo que sale a la luz de las inferiores va la búsqueda técnico. Recuerdo a Menotti decir alguna vez “quien no sabe lo que busca no encuentra nada” pero eso será motivo de otra nota si es que la generosidad de los amigos de patria Quemera lo permiten.

Para terminar (en realidad era el motivo de mi nota y debía empezar por acá) tal descalabro lleva a la forma en que se van del club Mancinelli y Toranzo.

No creo que el plantel se deba armar alrededor de la voluntad de los jugadores de quedarse a terminar su carrera y menos aun cuando ya han superado los 35 años como en estos dos casos pero creo y es más estoy convencido que la forma hace a la sustancia, es probable que ambos ya no estén para la exigencia de una liga como la actual, es discutible pero es una posibilidad, está claro que no son del gusto del Director Técnico elegido, también es cierto que su salida no representa descapitalización alguna para el club como en…(no debo escribir de las inferiores en esta nota!) Pero nadie puede negar que forman parte de la historia reciente del Globo, del último ascenso, de las dos copas, del accidente en Venezuela, de la final de la sudamericana y de cada domingo de alegrías o tristezas durante los últimos años.

No hago exámenes de conciencia ajenos ni me hago eco de opiniones acerca de sus empatías con la larga lista de técnicos que tuvo Huracán con ellos en el plantel (tampoco debo escribir de eso ahora!) lo que queda claro que la forma en que se van no creo que sea la elegida por la mayoría de los quemeros, cual debería haber sido? No se un partido despedida? Tal vez….Lo que queda claro es que la forma es parte del apuro y desorden con que Huracán funciona, y es la imagen que proyecta a propios, y extraños algo así como que en veinte días cambia todo  y resulta irreconocible y si pasan  dos años está todo igual que como lo dejaste.

 

Abrazo de Gol

Fernando Figmonare @monosimio

 

 

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento