Saldo deudor

Huracán debe comenzar a afrontar el rearmado del plantel profesional, de cara al próximo torneo que tendrá a Juan Pablo Vojvoda como entrenador.

Además de los vencimientos de contratos que acaecerán el próximo 30 de junio, El Globo deberá saldar deudas preexistentes en los pases de Saúl Salcedo y Juan Fernando Garro. 

Como preámbulo a estas dos negociaciones que vienen de vieja data, Huracán se desprendió del defensor paraguayo, Omar Alderete, al que no había finalizado de pagar, sin haber brindado información oficial precisa sobre los montos ni pormenores de la operación. Además se perdió la opción de compra por el volante colombiano Andrés Roa quien seguiría su carrera en Independiente.

Por Saúl Salcedo Huracán afronta un expediente en FIFA por la deuda en el pase del jugador. Desde el club paraguayo confirmaron que avanzarán ante el máximo organismo, pero en Parque Patricios indican que  no se hará cargo de los intereses que Olimpia pretende que suman total de U$S 1.354.000 por la operación. 

El caso parece avanzar y el propio representante del jugador indicó en varias oportunidades que habría un principio de acuerdo entre las partes, pero también es cierto que el jugador, que disputó más de 40 partidos con la camiseta del Globo, tiene ofertas del fútbol europeo.

Similar es el caso de Juan Fernando Garro que llegó a Huracán a mediados de 2018 procedente de Godoy Cruz. El club tombino intimó al Globo por la deuda cercana a 500 mil dólares.

Sin respuesta oficial del Globo ha trascendido que garantizarían el pago con los derechos de televisión de la Superliga con los que pretenden saldar el pase del futbolista que disputó 18 partidos y anotó 1 gol.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento