En el barrio mando yo. La síntesis: Huracán 2-0 San Lorenzo

Desde lo individual a lo colectivo, desde el césped a las tribunas, Huracán superó a San Lorenzo en toda la cancha. Con actitud y un buen planteo táctico, fue justo ganador del clásico de barrio más grande del mundo.

En el primer tiempo toda la cancha se unió en un grito que pedía dos penales, a Droopy y a Garro. En un arbitraje más que bochornoso, Espinoza no cobró ninguno. San Lorenzo estaba errático y el mediocampo de Huracán aprovechaba para recuperar pelotas. Bogado fue de lo mejor de la cancha, cortando todos los ataques del rival y recibiendo todas las patadas.

El globo estaba cada vez más cerca del primero, tuvo algunas jugadas claras con definiciones de Garro, Barrios y Briasco que pasaron muy cerca del arco. Hasta que tras una pelota recuperada por Ibañez, un centro de Droopy llegó a la cabeza de Barrios para que la hinchada grite gol y él pueda sacarse la carga del último clásico. La vuelta de este 9 al equipo titular estuvo acompañada por el apoyo moral del plantel y el cuerpo técnico, y se notó en la cancha. Huracán no bajó el rendimiento después del gol, pero el cuervo también generó dos o tres jugadas peligrosas que hicieron trabajar un poco a Silva.

El árbitro tuvo la amarilla fácil para condicionar a Ibáñez y Merolla. Pero los pibes surgidos de las inferiores supieron jugar con la concentración y el temple necesario para terminar siendo figuras de la cancha. Estuvieron bien cubiertos y acompañados por Saúl Salcedo, que cortó, pegó, recuperó y hasta se animó a atacar. Pipi como siempre, rendidor, pero debería haber visto la roja después de un codazo a Fértoli en el área.

Ya en el segundo tiempo, Coniglio definió y selló el partido desde el piso para que se rompan todas las gargantas del Ducó. Huracán 2 – 0 San Lorenzo. Droopy Gómez fue sin dudas el mejor del clásico, inteligente, ágil, en contacto constante con la pelota y bien aliado a Bogado. Gran conductor y causal de la victoria quemera. Otra de las figuras fue Briasco, que con enorme entrega corrió todo el partido hasta el cansancio. Jugó y rindió en el mediocampo y en el ataque.

Es importante destacar que el equipo no bajó el ritmo en ningún momento. El globo volvió preparar un partido, a jugar bien y a ganar. Vencimos a un San Lorenzo que pasó desapercibido por Parque Patricios. Nos quedamos con el clásico y con el envión para el próximo partido ante Vélez, el jueves 31 de octubre desde las 19:10hs.

 

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento