Fantasía o realidad: así vive el fútbol femenino en Huracán

Tanto se habló en lugar de las protagonistas del fútbol jugado por mujeres en Huracán, que creo que lo mejor es darles la voz a ellas. Me acerqué a La Quemita, a llenarme de picaduras de mosquitos en uno de los entrenamientos. Esperé a que terminaran y atravesaran todo el predio para cambiarse en el vestuario de las piletas, donde también hacen video análisis cada viernes. Hace unas semanas se anunciaron unos nuevos vestuarios detrás de las canchas para que sean utilizados por todas las disciplinas. Al parecer no aplica para fútbol femenino, las chicas entraron, se sacaron una foto y vino una persona a echarlas y prohibirles el ingreso.

El fútbol femenino tiene bastantes años en Huracán, pero por orden de la AFA ahora pasó a ser un deporte profesional, donde como mínimo 8 jugadoras deben firmar contrato. El primer año AFA asume el sueldo de las 8 jugadoras. A partir del año que viene, cada club debe hacer firmar contrato a 16 jugadoras y asumir la gestión y pago de los sueldos. El proceso es incremental, por lo que el siguiente año serán 32 los contratos a firmar.

El cuerpo técnico de Huracán sugirió a las 8 jugadoras semi profesionales que repartan sus sueldos entre las 29 jugadoras, para hacer un plantel más equitativo, sin diferencias y con más compañerismo que competitividad entre ellas. Accedieron y así se manejan, pero solo esas 8 gozan del resto de los beneficios de estar contratadas: tener obra social. Estamos trascurriendo el tercer mes del torneo, sin embargo, las jugadoras cobraron su primer sueldo en la segunda semana de noviembre. Desde el club dicen que AFA pagó recién una vez que Huracán presentó el balance. Desde AFA indican que transfirieron el dinero en término. Por su parte, el plantel recibió capacitaciones de Agremiados sobre los recursos que tienen para poder ejercer sus derechos como jugadoras profesionales. La realidad es que muchas no pudieron o siguen sin poder ir a entrenar todos los días porque no llegan a costearse la SUBE. A las DT y ayudante les deben tres meses de sueldo, los preparadores físicos y entrenador de arqueras no cobran desde marzo. Todos tienen otros trabajos porque de algo deben vivir, y cada vez menos, delegan su vida y sus horarios por trabajar para un club que no se los retribuye.

La única condición del cuerpo técnico al llegar al club fue contar con la presencia un médico/a en todos los entrenamientos y partidos. El femenino entrena de lunes a viernes de 17 a 19 horas. El horario laboral del médico de La Quemita finaliza a las 17hs. ¿Cómo deben actuar ante una emergencia de salud? ¿A dónde deben ir? ¿A quién deben acudir?

Algunos días Huracán le presta la cancha 1 de La Quemita, otros días la 2. “Prestar” es el término que encuentran las chicas para lo que significa llegar cada día y tener que sacar a quien sea que este usando la cancha. Estas son las canchas que mejor calidad tienen, o que menos arruinadas están. Las han llamado por teléfono para sacarlas de ahí si hay que cuidar el césped para la reserva del fútbol masculino, o si caen algunas gotas. Complementan el entrenamiento diario con horas de trabajo en el gimnasio. Gimnasio del que en un momento las echaban para poder limpiarlo para que al día siguiente el fútbol masculino lo encuentre impecable.

El club exige a las jugadoras que entrenen con la ropa de Huracán. Es Huracán el que aún no les proporciona a las jugadoras la ropa de verano, que vienen pidiendo hace varias semanas, por lo que terminan entrenando y entrando en calor con ropa de invierno en plena temperatura de noviembre.

Para cuidar sus pertenencias, las jugadoras dejan en un armario del vestuario sus botines, pelotas, bidones y demás elementos de entrenamiento. Hace algunas semanas alguien entró a La Quemita, anuló las cámaras de seguridad y les robó 10 pares de botines, pelotas, guantes y botellas de agua. No se conoció ni sancionó al responsable, pero el club enseguida les compró y donó 7 de los 10 pares de botines robados.

Huracán les da comida antes y después de los partidos que se juegan cerca del almuerzo. Este fue un requerimiento del cuerpo técnico, porque muchas jugadoras, por vivir lejos o por falta de recursos, llegaban sin alimentarse. Algo que no es bueno para nadie, pero menos para deportistas. En la Quemita no tienen el buffet a su disposición para que las madres y padres de las jugadoras puedan cocinar, pero sí pueden disponer de las instalaciones de Sacachispas, club en el que hacen de local sin costo extra para el club. La localía fue un tópico de interés entre los quemeros y quemeras que quieren ir a ver al fútbol femenino. Abrir el Palacio Tomás Adolfo Ducó implica un gran dineral que la situación económica de Huracán no puede afrontar. Pero poner en buen estado alguna de las canchas de la Quemita y añadirle tribunas para que AFA las habilite a jugar seria lo más conveniente. No solo porque sería una inversión como club social y deportivo, sino que no se puede afianzar en la localía un plantel que no acostumbra a pisar ese césped.

La situación que se vive en el fútbol femenino del Globo no es muy distinta a la que viven el resto de las disciplinas. Como hinchas, como socios y socias, como deportistas, como parte de agrupaciones políticas del club, como periodistas partidarios ¿cuáles queremos que sean las condiciones en las que se encuentren los y las deportistas que representan a Huracán?

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento