Huracán: tres décadas con más sombras que luces…

Los que vemos y sentimos a Huracán hace más de 40 años sabemos a la perfección que el club ha decaído considerablemente en la era moderna, más allá de ciertas mejoras en el último lustro que nos han devuelto un poco la felicidad de antaño perdida (campeones de Copa Argentina y Supercopa 2014 y subcampeones de Copa Sudamericana 2015). Los últimos 35 años del Globo han sido muy difíciles, muy duros de sobrellevar para el hincha, a pesar de que siempre llevaremos intacto el orgullo de nuestras 13 estrellas oficiales (porque la historia se cuenta completa) y tenemos la frente alta cuando miramos nuestra cancha, nuestra identidad, nuestra pertenencia y la enorme cantidad y calidad de futbolistas que le hemos dado la Selección Argentina desde principios de siglo hasta fines de los años 70.

Pero no podemos negar una decadencia institucional y futbolística que arrancó a principios de los 80 y que no logramos revertir, pese a las mejoras institucionales y deportivas que ha generado la gestión actual. En los últimos 5 años el club ha mejorado desde lo deportivo y lo edilicio con algunas pruebas que están a la vista y son innegables. Pero, al mismo tiempo, no ha cambiado el modelo, no ha puesto en funcionamiento la maquinaria de inferiores que exige una POLÍTICA DE ESTADO EN LA MATERIA, como sí pusieron en práctica hace 30 años clubes que están por debajo de Huracán en tradición y popularidad como Vélez y Lanús, por citar dos casos emblemáticos, más allá de rivalidades y perjuicios oscuros que sufrimos en algún caso y que son de dominio público…Entre estos dos equipos han sumado  21 títulos desde principios de los 90 hasta la actualidad…

Con los clubes que Huracán más ha jugado en Primera División a lo largo de la historia tenemos una estadística dolorosa en los últimos casi 30 años (desde 1990 a la actualidad). Si tomamos a Boca, River, Racing, Independiente, San Lorenzo, Estudiantes, Gimnasia, Central, NOB, Argentinos, Lanús y Vélez la estadística va a asustar a más de uno: por Torneos de Liga en Primera, ganamos 101 partidos contra estos equipos y perdimos 202, exactamente el doble de derrotas frente a los triunfos. Sólo contra Argentinos Juniors y Rosario Central tenemos historial moderno favorable. Con el resto perdemos con amplitud desde 1990 hasta este incipiente noviembre de 2019…

Huracán debe aprovechar la instalación en el barrio del distrito tecnológico, debe hacer convenios con esas empresas instaladas en la zona, debe lanzar ya mismo una fuerte campaña de socios con los habitantes de los edificios que se instalarán detrás del estadio para atraer hinchas y futuros socios, debe alquilar el estadio para recitales, entre otras tantas políticas de crecimiento impulsadas desde la capacidad y la imaginación. En fin, debe tener mayor idoneidad en sus dirigentes para ir generando los recursos necesarios que permitan financiar no sólo al fútbol profesional –al que  no hay que descuidar y traer refuerzos de jerarquía en el receso- sino también a las INFERIORES. Un presupuesto importante en inferiores que permita buscar talentos en el resto del país y hacer convenios con los muchos huracanes (algo en lo que -se nota- se ha avanzado muchísimo) para poder poner en funcionamiento esa estructura de juveniles que nos permita crecer a mediano plazo. Para que los Ibáñez y los Merolla sean moneda corriente en el club y no que surjan esporádicamente. Necesitamos crecer en serio para no caer en estos baches futbolísticos –como el que estamos viviendo en este torneo- que nos retrotraen a una historia negra que no queremos transitar NUNCA MÁS. Será cuestión de impulsar ese crecimiento con mayor fuerza. 

Por Roberto Guidotti

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento