Jugó a no perder… y perdió (Huracán 0-1 Lanús)

Un gol de Pedro De La Vega (con complicidad de Silva) a falta de dos minutos lo dejó a Huracán con las manos vacías en un encuentro que pintaba para el 0 a 0. El globo, que nuevamente se dedicó exclusivamente a defender su arco, falló una sola vez en defensa y así se terminó el invicto de Apuzzo en este nuevo interinato.

A la corta o a la larga la suerte se termina. Y en estos cinco partidos, si bien el entrenador logró el gran mérito de afianzar y consolidar una defensa que con Vojvoda hacía agua, el conjunto quemero había atinado siempre a mantener su valla invicta y, si alguno se iluminaba, intentar hacer un gol. Lo había conseguido en Varela gracias al Droopy Gómez, lo mismo con los cuervos en un par de jugadas esporádicas; no así con Tucumán, Estudiantes y Vélez, en los cuales nuevamente hay que remarcar que el gran mérito fue el trabajo y orden defensivo. En cinco encuentros (casi seis) se logró mantener el cero, pero se sabía que cuando un error sucediera, te iba a dejar sin nada. Y esto ocurrió ayer frente a Lanús, el nuevo puntero del campeonato.

El granate tuvo la posesión de la pelota durante la mayor parte del juego, aún así nunca había podido inquietar a Silva, gracias al excelente laburo de Lucas Merolla y Salcedo, sumado a los dos laterales. Para colmo Huracán, en su única aproximación, no pudo concretar con un cabezazo liviano de Barrios debajo del arco.

Sin embargo, ya sobre el final, y tras un centro de Auzqui, la pelota rebotó en Ibañez y cayó entre Merolla y Antony, quien trató de cortar con sus puños, pero fue anticipado por De La Vega y puso el 1 a 0. Una jugada desafortunada que dejó con las manos vacías al globo.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento