La síntesis: Racing 1 – 0 Huracán

Difícil analizar el partido que jugaron Huracán y Racing en Avellaneda. Antes de que pite Rapallini, parecía que Apuzzo había tirado el equipo un poco más adelante, sin Bettini ni Briasco (lesionado) y con Faravelli y Coniglio. Sin embargo, en la cancha se ven los pingos, y el Globo fue a ver qué pasaba y tratar de llevarse al menos un punto en una cancha que nos suele resultar difícil.
Estos planteos defensivos tienen sus pros y contras. El mediocampo y la concentración pueden ser claves para anular al rival. Pero si dejas un centímetro y en frente tenes buenos delanteros, terminas sacando del medio. Son partidos que se definen en menos de cinco jugadas.
Muy poco del Globo en el primer tiempo, equipo con un doble 9 que casi no recibía pelotas. Droopy, que jugaba en un puesto poco certero, intentaba generar peligro a partir de la pelota parada. Del lado de en frente, un Racing que tenía la pelota, un Licha López bastante errático, un Pillud con todas las pilas y un gol bien anulado por offside sobre el comienzo. No pasaba mucho, pero Bogado e Ibáñez llegaban a su quinta amarilla antes del entretiempo.
Ya en los segundos 45 minutos, Huracán tuvo en el comienzo la más polémica. De un córner a favor llega un cabezazo, el rebote del arquero Arias y el gol de cabeza de Coniglio. Rapallini decidió anularlo por una falta en ataque inexistente de Barrios. Esta jugada marcó el resultado tanto como la contra que Juan Vieyra, con todo su amateurismo encima, decidió definir por abajo y al cuerpo de Arias. Un equipo al que no se le caen muchas ideas, que no tiene variantes en el ataque y que solo tiene dos o tres jugadas claras por partido, sufre la ineficacia de sus delanteros y de la terna arbitral. Se hizo ley, los goles que no entran en un arco entran en el otro. Con Merolla afuera (asistido por los médicos), Silva tapó una pelota increíble, pero del rebote aéreo llegó el gol de Racing. Esto demuestra lo clave que es el alto en la defensa. Sobre el final, el Globo intentó pero no pudo y cayó 1-0.
Tal como en el último partido jugado en Avellaneda, el Globo terminó con 9. En su momento Chavez y Auzqui, ahora Araujo y Merolla, por una pisada y un supuesto insulto, respectivamente.
Ibáñez, Araujo, Merolla, Bogado y Gómez se pierden el próximo partido. Duras bajas para el plantel que tiene dos semanas para prepararse para recibir a Central Cordoba, que viene de ganarle un polémico partido a Patronato.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento