TREINTA AÑOS DE “HURACÁN UNA PASIÓN”, UN MITO EN EL ÉTER

Por Roberto Guidotti

 

Allá por principios de los 90 los hinchas del Globo estábamos ansiosos. Se acercaba la vuelta a Primera División, después de transcurridos cuatro años en el ascenso, tras sufrir nuestra primera caída de categoría, luego de más de 70 años ininterrumpidos en la élite del fútbol argentino.

El gran Cacho Di Nome nos transmitía las noticias del Globo en su legendario y tradicional espacio radial que -desde entrados los años 40- estaba al aire con “los casos y las cosas de Huracán”, como le gustaba decir al entrañable conductor que ya es una leyenda en nuestro querido barrio de las ranas y sus zonas aledañas. Siguen en el éter sus descendientes y otros periodistas que honran aquella tradición.

Pero en aquel enero ya noventoso “Amigos de Huracán” iba a dejar para siempre su exclusividad como único medio de noticias quemeras. Un 2 de enero de 1990 nacía “Huracán una Pasión”, un programa nuevo, diferente, con otra impronta, con una manera de hacer radio que era novedad entre los hinchas. Nacía “la voz del hincha quemero” en la radiofonía argentina. Dos locos de pelo largo por aquel tiempo, apasionados, desinteresados, frontales, audaces, nobles, corajudos y con una pasión por el Globo que les salía por los poros nos hablaban los martes de lo que habían visto el fin de semana, de local y visitante. Sin pelos en la lengua, como en la tribuna Bonavena, con pasión en las venas. Admiradores y respetuosos del amor incondicional de Di Nome por el club, ellos se lanzaron con una idea innovadora, diferente. No competían con lo que ya estaba, complementaban y sumaban.

Diego Balcarce y Alejandro Bores se conocieron a mediados de los años 80, en un viaje rumbo a Rosario para seguir al Globo a todas partes, como hacían siempre. Y allí sellaron un vínculo de amistad y compromiso por el club que hoy ya resulta una marca inalterable a lo largo del tiempo.

Ahí está Diego Balcarce, antes y ahora con más pinta de rockero que de futbolero, al frente del micrófono manejando los tiempos, los momentos, la temática del programa con claridad meridiana, con las palabras oportunas y con la ironía siempre a flor de piel para establecer esos juicios críticos que serían un sello en el devenir de los años cuando el club arrancó una etapa difícil de vaivenes institucionales y deportivos que nunca más desaparecieron y lamentablemente nos acompañan hasta nuestros días como gotas de agua que repiquetean en nuestra cabeza interminablemente. Diego es el termómetro del programa, es el equilibrio, la pausa necesaria, el comentario inteligente y profundo que cae como daga.

Ahí está Alejandro Bores, un conocedor como pocos del hábitat quemero, un tipo con todo el barrio en su piel, que sabe mirar y comentar el fútbol. Desacartonado, rompiendo todos los manuales del vocabulario estándar de la radio, valiente, derecho, independiente y con la palabra precisa para elogiar o ajusticiar a los que le hacen bien o a los que le hacen mal a nuestra centenaria institución. Ale es así, un terremoto radial, se lo puede querer o se lo puede odiar cuando habla, de acuerdo al pensamiento del oyente. Pero nadie podrá dudar jamás de su integridad moral para decir lo que piensa, le guste a quien le guste y le duela a quien le duela. Por eso, con el tiempo, todos terminan queriéndolo cuando comprueban su locura coherente.

Durante muchos años los acompañó Daniel Sisca en el piso y los acompaña hoy a la distancia con aportes breves pero siempre interesantes. Analista reflexivo, pensante, de retórica fina y juicio crítico, Daniel es y ha sido un aporte valiosísimo en la estructura de este programa que va ganando el mote de legendario. En la actualidad Fabián Crego es el tercero en la mesa. Fabián hace periodismo de raza: investiga, rastrea, pregunta, comenta, reflexiona, sentencia…Y todo lo pone en práctica con mucha seriedad y rigor profesional. Ariel Cantiri es la joven promesa, un pibe formado, que hace las coberturas externas con la sapiencia de un veterano. Y los históricos Carlos Navone y Rubén Bores completan la plantilla haciendo producción y atendiendo los teléfonos desde tiempos inmemoriales, siempre incondicionales al servicio de la causa. A ellos se suman otros quemeros amigos con la sana intención de colaborar y que todo salga bien al aire.

Hay más nombres en esta riquísima historia de “Huracán una Pasión”: podemos recordar a Pablo Gualano, Marcelo Altuna, Blacky, Miguelito Durán, Norberto Perazo, Pablo Muruaga, Marcelo Salvio,  y Luis Glorioso, entre tantos otros que han hecho y hacen aportes periodísticos de muchísimo valor, con talento y compromiso, para que el espacio se mantenga durante tantos años. Con el transcurso del tiempo se sumaron muchas otras audiciones que también hicieron historia y tuvieron recorridos que enriquecieron la vida del club y aportaron lo suyo, algunas se prolongaron en el tiempo y otras fueron más efímeras.

Huracán una Pasión es amor por el Globo en estado puro. Es el clásico de los martes y este humilde colaborador del programa quería escribir estas líneas en homenaje a estos tipos que tanto quiero y que tanto luchan por el bien de nuestro querido club. ¡Salud amigos, por 30 años más!!

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento