Para qué te traje. La síntesis: Atl. Nacional 3 – 0 Huracán

Huracán viajó a Medellín para volver a enfrentar al duro y poco querido Atlético Nacional. El sorteo de la Copa Sudamericana no estuvo del lado del Globo, el buen juego tampoco.
Bien planteado el partido, porque para enfrentar a este tipo de rivales de visitante hay que tener seguridad. Huracán no la tiene e hizo un planteo completamente defensivo. Claro, la defensa es lo menos seguro del equipo, y el mediocampo fue un colador.
Al poco tiempo de juego, Coniglio no supo definir el centro que recibió en el área. Iban pasando los minutos, y con ellos las llegadas, cada vez más claras, del equipo colombiano.
Hasta que a los 32′, el local abrió el marcador en un pase que filtró toda la defensa (desordenada), y cayó en los pies de Muñoz, que metió la diagonal. Zurda y gol.
Seis minutos después, cayó un centro al area, Romat se tiró al piso sin pena ni gloria, y Duque metió el segundo gol. Tan solo cuatro minutos después, Anthony hizo lo que toda la tribuna le pide cada partido, salió a cortar. Pero salió tan lejos que el delantero lo esquivó, tiró el centro atrás y Hernández selló la goleada por 3-0.
Tanto antes, como después de los goles, e incluso en todo el segundo tiempo, se pueden enumerar las malas salidas de cada uno de los defensores. El mediocampo no pudo cortar la mayoría de los avances, y lo que es peor, tantas veces corrieron de atrás que cometieron demasiadas faltas innecesarias. Nacional se cansó de agarrar mal parado al Globo, tanto en contras como en jugadas en nuestro campo. Las pocas que tuvo Huracán, las desperdició Coniglio, que jugó siempre en offside.
Lo bueno: Dificil destacar algo, pero aunque no pudo, Droopy es definitivamente nuestra mayor esperanza. Gran pilar si lo dejan jugar. Necesita cuanto antes un socio. Cordero pide minutos en cancha y continuidad para demostrar que puede ganarse el puesto.
Lo malo: Merolla es de lo mejor de Huracán, pero en la ausencia de Salcedo no encuentra su compañero que lo cubra cada vez que se va lejos de la última línea. Calello y Mendoza restan demasiado al equipo.

 

 

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento