Por la puerta de atrás

No hay duda que la pandemia generó problemas económicos en muchos sectores del país, entre ellos, los clubes. En algunas de estas instituciones, la falta de ingresos monetarios reflejó, lo mal o bien, que los dirigentes se estaban manejando, hace tiempo, en algunos aspectos. Las huidas de algunos jugadores del plantel profesional de Huracán, reclamando muchos más meses de sueldo que los que llevamos en cuarentena, es un claro ejemplo.

Son diez los futbolistas que aseguran la falta de pago por parte del club, pero no desde que comenzó el aislamiento obligatorio, sino desde Enero. Mucho se ha leído en las redes sociales, sobre que los jugadores deberían tener más “empatía”, no solo por la situación económica del país, sino también por sus rendimientos dentro de la cancha el último tiempo. 

Sin embargo, esto viene de mucho antes, teniendo en cuenta la gran cantidad de jugadores que se fueron luego de no poder llegar a un acuerdo con la dirigencia, la cual tiene una “nula relación” con los jugadores, segun como declaró el arquero Anthony Silva. Además, éste agregó: “No estoy acostumbrado a que te paguen cuando quieran y el monto que ellos pretendan. Esto no es por la pandemia, viene de antes”.

El caso del paraguayo es uno de los diez  que atraviesan por la misma situación. Entre ellos, por ejemplo, Mauro Bogado y Carlos “Pipi” Araujo, quienes ya no estarán en el club para cuando se juegue el primer partido post receso. “Lo que me molesta es el trato humano. Jugué dos Libertadores, dos Sudamericanas, tuve la vivencia del 2009… Eso es lo que me pone mal. A Macinelli, uno de los jugadores que hizo historia en el club, le mandaron un mensaje de texto diciendo que no le iban a renovar“, afirmó el Pipi, en una nota para Ovación 90

Mauro Bogado, titular en todos los partidos de la fase eliminatoria de la Copa Sudamericana 2015, declaró hace unos días en Closs Continental: “Hay muchos chicos que no se fueron de la mejor manera, no soy excepción“. Patricio Toranzo, parte del último ascenso a 1ra División y campeón de la Copa y Supercopa Argentina, cuando dejó el club por última vez dijo que “le hubiese gustado irse de otra manera“, pero que “no podía pisar un club donde no lo querían“, y no hablaba de los hinchas. 

Sin dudas, hay un patrón que se repite en varios de los futbolistas más importantes en la historia reciente del club, quienes se van con el pase en su poder y disconformidad. Por supuesto, Huracán está por encima de cualquier jugador y dirigente, aunque esto no debería imposibilitar la chance de tener a “ídolos”, o jugadores importantes, en el plantel. O que tengan que irse “por la puerta de atrás”. 

Al parecer, se pudo solucionar el reclamo en varios de los diez futbolistas, con un plan de pago de refinanciación a varios meses, aunque inevitablemente algunos dejarán el club, como el Pipi Araujo, Mauro Bogado, o el “Droopy” Gómez”. Los otros futbolistas, con un futuro quemero incierto, son: Gonzalo Bettini, Nicolas Romat, Adrian Calello, Joaquín Arzura, Javier Mendoza y Juan Ignacio Vieyra.

 

Por: Ignacio Señoran

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento