La opinión del hincha. Gracias Diego, gracias.

¿Quién tiene más derecho que un hincha, en despedirte? Los hinchas somos los que te queríamos posta, los que te admirábamos posta, y los que estamos destruidos, posta.

Me hiciste levantar a las 3 de la mañana para verte en la tele, los dos éramos pibes, y mi amor por la camiseta de Argentina ya era grande en el 78 pero vos en el 79 lo elevaste hasta allá… Me sentí campeón en Japón, Diego. Me sentí campeón.

Te fuiste a Boca a jugar con uno de los nuestros, Brindisi, y te tenía bronca futbolera porque sabía que le iban a ganar a Huracán y que seguro salían campeones. Pero verte jugar era más fuerte, era increíble.

Cuando te fuiste al Napoli y vi que los Tanos de ahí eran como los Quemeros, me hice del Napoli. Y sentí orgullo que los de mi familia fueran del sur, cerca de donde estabas vos. Cuando aparecías en la tele con la celeste, no importaba más nada. Y cuando ganaste el Scudetto, también me hiciste feliz.

Me salvé de casualidad de ir a la Malvinas, tenía el sentimiento a flor de piel, había estudiado con libros ingleses, tenía impregnada su cultura, su música, todo lo que me rodeaba era Inglaterra. Necesitaba hacerles algo.  No podían haberme echo tanto daño habiendo aprendido hasta a hablar su idioma. Necesitaba algo.  La mano de Dios fue, para mí, uno de los desahogos personales más grandes de mi vida, Diego. Uno de los más grandes, posta.  Algo les había sacado. Y cuando al ratito, ese mismo día, hiciste el gol más lindo de la historia del futbol, para mi pasaste a ser el barrilete cósmico, cuando Víctor Hugo me lo contaba una y mil veces. Y me hiciste campeón mundial, Diego. Campeón Mundial.

Y en el 90 cuando puteabas a los tanos porque chiflaban el himno, en Nápoles… Pero Diego, no sé cómo explicarte lo que me pasó por el cuerpo cuando los brazucas nos estaba bailando, nos estaban destruyendo, nos aniquilaban, no podíamos más y vos frotaste la bola y se la diste al Pájaro… por Dios… gooool.. Diego goool…me moría, Diego.  Y después saliste a jugar la final del mundo con el tobillo que era una sandía. Y los penales no nos dejaron ser campeones. Imposible, imposible, olvidarme de esto.

Y volviste a Boca, y volviste al Duco. Y Boca nos estaba ganando, eran mucho más que nosotros, terminaba el partido, pero en el último minuto te lo empatamos, el Globo le empataba al poderoso Boca de Maradona. Y grité tanto que la cabeza me estallaba. Pero aún en ese momento, te estaba mirando y recuerdo, como si fuera hoy, tu meneo de cabeza haciendo “no, no“…  Y fui feliz otra vez, perdón.

Y cuando esa mujer rubia te llevó de la mano, allá en Estados Unidos, te veía feliz, saludando, pero yo sabía que nada bueno podía pasar viendo esa escena, Diego, te lo juro.

Volví a la Selección cuando volviste a ser el DT de Argentina, allá en Sudáfrica .  Me enloquecí, lloré, me ilusioné y lloré otra vez. Y ahí se me terminó la Selección, Diego, no pude sentir nunca más lo que sentía con vos con la celeste y blanca.

Y te vi por la tele el día de tu cumple 60, en la cancha de Gimnasia.  Me di cuenta de que te estaban llevando de la mano como la señora rubia en Estados Unidos. No los Triperos, que te amaban, no ellos.

Me sacaste campeón, me hiciste sentir orgulloso de ser argentino, me diste las alegrías que ningún dinero pudo comprar, hiciste que en mi adolescencia y adultez siempre mirara a ver que estabas haciendo. Y te miraba. Siempre. Y te nombraba donde estuviera, Maradona. Y recibía una sonrisa.

Te nos fuiste Diego. Nos dejaste acá, mirándote.

Creo que nadie como un hincha de futbol que va a la cancha y que grita y se emociona, tiene el derecho de decirte chau más que nosotros, los que somos del tablón, posta.

Y, para los del tablón, vos sos lo más grande que hay, Diego. Saquen la 10 de la Selección.

Abrazo Argentino y Quemero, Diego. Barrilete cósmico, a que planeta te fuiste?

AD1OS, te quiero mucho, Diego.

 

Carlos Biondi.

 

 

 

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento