La opinión del hincha Huracán 1 River 3

Huracán se presentaba en el Duco por segunda vez consecutiva y, lamentablemente, sin poder nosotros entrar al Palacio para poder ver y alentar al Globo.

De por sí, ya era desde el vamos, un partido más que difícil.  El poderío económico de la visita hace que disponga de por lo menos tres planteles, pudiendo su DT elegir entre la abundancia.  Pero en esta oportunidad me dicen que la formación que se presentó era la titular.

El primer tiempo fue como si te dijeran “esto es el infierno, si te portas mal, te espera esto”.  No hubo línea que no fuera desbordada, no hubo orden, el desconcierto era total y la visita se floreaba por todos lados.  No sé si antes vino el segundo gol o el primero y la verdad que analizar a Huracán en semejante condición es imposible, no pude encontrar un parámetro para poder decir que acá estuvo bien y acá mal.

Reconozco que en entretiempo tuve temores mayores por lo que vendría pero Huracán salió al segundo tiempo un poco más adelantado y con las ganas recuperadas de los anteriores partidos.  Por momentos el Globo arrinconaba al rival y vino el penal a Briasco y el descuento de Chávez, poniendo un signo de interrogación a todo.  Huracán era otro.  Siempre atacando, yendo, en ese lapso se sucedieron algunas jugadas polémicas (cómo el penal a Briasco que el árbitro no ve) pero había partido, era todo más parejo.  Hasta que ellos encuentran el tercer gol y ahí se terminaron las posibilidades de igualar.

En suma: una primera etapa donde no se pudo hacer pie y una segunda que se mejoró (y mucho) pero que la visita define, justo en ese momento, por la jerarquía que tienen sus jugadores.

Yo tengo que reconocer que en este tipo de partidos extraño mucho a Alfaro. Hace años que creo que a los rivales con tanto poderío económico se le juega a molestar, a no dejar jugar, a ponerlos nerviosos y no fallar ante la primera oportunidad y ganarles. Es lo que creo, repito, sabiendo que el paladar de la enorme mayoría de los hinchas de Huracán es otro.  Pero reconozco que el segundo tiempo de Huracán fue mucho más osado y le perdió el respeto al rival.  No sé. Hay que elegir, pero hay que tomar una postura los noventa minutos y jugar intensamente.

Pasó River y ahora viene Boca, en una zona que ahora está muy pareja en cuanto a puntos y no hay nada dicho.  El equipo sigue en formación, todavía no se puede decir que la alineación sale de memoria (ni que hablar de la defensa) pero, como dije en opiniones anteriores, le tengo fe.  Puede que me equivoque, como la mayoría de las veces, pero la fe no me la saca nadie.

 

Abrazo Quemero!!

Carlos Biondi.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento