La opinión del hincha Huracán 3 Independiente 2

Comenzaba la zona campeonato de la Copa de la Liga y Huracán recibía a Independiente en el Duco.  Todavía con los comentarios resonando ante el sorteo televisado, donde quedaron todos en una zona y, casualmente, el equipo mimado del CEO de la Liga en otra.

Suena el silbato y empieza la adrenalina a correr. Era un ataque constante de Huracán ante un Independiente agazapado esperando una corrida. Y así, en una contra llegan hasta la última línea con un centro atrás, con tanta mala suerte que le pega al pibe Ezequiel Navarro y descoloca al arquero y se mete. Y luego, al ratito, ocurrió algo parecido y el centro delantero de ellos la encuentra en la puerta del área y define.  Increíble, insólito.  Huracán era una tromba atacando y ellos, con solo dos ataques, nos ganaban 2 a 0.  Pero ocurrió algo que cambió el partido para ellos: un defensor se sacó y el árbitro le pone la segunda amarilla y lo expulsa…  A esta altura, el partido era un despelote. Nadie se jugaba por un resultado ni tampoco lo que iba a pasar en los próximos 2 minutos…  Pero algo ocurrió en el partido, también, para Huracán: Damonte se la juega y lo mete al Pato Toranzo. Y, de repente, el despelote se transformó en orden, los ataques no eran una tromba sino que era todo pensado y ellos empezaron a darse cuenta que los 15 minutos de alegría se les esfumaban.

El Pato, mete una pelota al área de ellos y deriva a una maraña de piernas cerquita de la línea de gol y, entre Chávez y dos de ellos, la pelota se cuela dentro del arco.  Y ahí termina el primer tiempo, dejando a todos temblando de la adrenalina, desesperados para que empiece el segundo.

Y el segundo tiempo empezó.  Y también Toranzo… Huracán era dueño total del partido y cada vez que atacaba era una sensación de peligro total, hasta que el Pato, con el guante de su pie, le pone una pelota exquisita a Hesse y el pibe hace una fantasía con la bocha y define.  Golazo! Y empate.  A esa altura, Independiente ya no tenía muy en claro que estaba pasando y Huracán medía el momento justo para volver a lastimar.  Y el Pato realiza su obra cumbre al habilitar, otra vez con el guante, a Chávez, quien define y desata el delirio total en Parque Patricios.  3 a 2 y los puntos en casa.

Fue un partido espectacular, loquísimo, digno de recordar dentro de unos años “Te acordás del partido con Independiente cuando entró el Pato Toranzo?”

Y Damonte, luego de haber acertado en los cambios, vuelve a acertar cuando decide que Toranzo vea el cartelito que anunciaba su reemplazo.

Fue una novela con final feliz, asegurando una semana de trabajo con el plantel y todos los Quemeros, contentos.

Que siga así.

 

Abrazo Quemero!!!

Carlos Biondi.

 

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento