Señor Presidente

En 1954 el polifacético y genial escritor francés, Boris Vian, compuso una canción en primera persona dirigida al “Señor presidente”. La balada afirmaba que no iba a ir a la guerra, que iba a desertar.

67 años después, el título de este himno pacifista, inmortalizado por Joan Baez, resuena en el “Mundo Huracán”, un jueves 4 de febrero cuando el Presidente Alejandro Miguel Nadur recurre a la cuenta oficial del Club Atlético Huracán, en dos ocasiones, para intentar justificar la postergación de las elecciones presidenciales escudándose en la Inspección General de Justicia y recurriendo a la mentira por enésima vez en forma de “comunicado” dirigido al socio. Nunca al simpatizante porque éste siempre ha estado proscripto.

Señor Presidente. Si tanto ha hecho, como afirma en sus enunciados de campaña. ¿Por qué le teme al voto de la masa societaria?

“He firmado el cheque más importante de mi vida…” anunció en 2015, cuando Huracán celebraba en la Sede Social sus 107 años, comunicando el levantamiento del Concurso de Acreedores del Club Atlético Huracán, pero el tiempo pasó y, aunque el anuncio se reiteró y volvió a repetir, solamente fue un argumento utilizado electoralmente.

Tengo la suerte de ser amigo de “La Opinión del Hincha”, la persona que más conoce al quemero promedio, y ayer me dijo, sin ningún tipo de dudas. “La gente se cansó”. Podemos ganarle al Real Madrid, pero la gente se cansó.

Y no tenga dudas, Señor Presidente, de que si el socio lo vuelve a elegir, todos le desearemos lo mejor, porque si a un Presidente le va bien al Club le debería ir bien. Aun siendo el mayor acreedor de la deuda post concursal que tramita en el Juzgado Comercial Número 20, Secretaría 39.

El derecho a elegir autoridades está consagrado en el Estatuto del Club y ninguna persona ni agrupación puede pisotearlo a su antojo, como lo está haciendo con chicanas burocráticas y contactos estatales, tratando de ganar tiempo para que la pelota entre y los goles traigan votos.

Señor Presidente, por favor, no subestime al Socio. Huracán es mucho más que un equipo de fútbol. Nadie le va a quitar las Copas festejadas, ni el ascenso conseguido, pero al momento de introducir el voto en la urna tampoco pasarán de largo las mentiras del Wanchope Gate, el despilfarro de los juveniles, las obras inexistentes en la Sede Social, la discriminación para con el simpatizante que no puede pagar la cuota, ni el sistemático enfrentamiento con cada una de las personas que brilló en su lugar, sea Fútbol Profesional, Estadio o Cultura.

Para un quemero no hay nada mejor que otro quemero y puedo dar fe como nadie de que en las malas, no hay persona más solidaria que el hincha de Huracán. Y es ese mismo hincha de Huracán es el socio que quiere ejercer el derecho a elegir entre las dos opciones de Club que se proponen.

Por todo esto, Señor Presidente, el próximo domingo, con los protocolos debidamente aprobados, debe haber elecciones en el Palacio Ducó. Huracán es una Asociación Civil en la que los socios mandan, y las decisiones no las toma una persona, un CEO, un Gerente y mucho menos una agrupación que se acomoda con el poder de turno.

Señor Presidente, no fomente la guerra entre los quemeros, tiene usted una enorme responsabilidad.

 

Juan M. Zara

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento