Cocodrilo que duerme…: Huracán 0 – 2 Boca

En el encuentro que definiría si Huracán seguía con chances matemáticas de clasificar a la Copa Sudamericana, recibía a Boca en el Ducó. Un Boca no tan apabullante como otros años y sin su mejor jugador (Cardona) por ser positivo de covid-19. Previo homenaje a tres centros de salud del barrio Parque Patricios, comenzó el encuentro entre dos de los grandes del fútbol argentino.

En el primer minuto del partido, el paraguayo Núñez recibe un centro cruzado y se la deja a Cordero, que la pasa al arquero Rossi. Así, vamos a ver varias jugadas mal ejecutadas. Copo Hezze recupera en el mediocampo y desde el suelo se la regala a Brisco que, apurado, tira un centro pasado a Núñez. En el área contraria también habia acción, pero contabamos con Bonifacio y Merolla para que la pelota no llegue ni siquiera a manos de Meza. Huracán cometía el #OnlyInHuracán del partido: tiro libre de Lozano y tres cabezazos en el área que no terminaron en gol. La jugada del primer tiempo en la que Boca generó más «peligro» fue una mala salida de Mesa, que Civelli logra despejar. Y un buscapié que no encuentra 9 y sigue de largo hasta el fondo de la cancha (era córner que Trucco no cobró). De la primera mitad se puede rescatar el mediocampo del Globo. Firmes sobre todo Cristaldo y Hezze para cortar, recuperar y distribuir la pelota.

El segundo tiempo es otro cantar. Huracán practicamente no salió del vestuario. El gol en el inicio del complemento me resulta dificil de explicar porque fue la primera vez que Boca realmente pateaba al arco. Una llegada clara, un gol. Villa remata desde afuera del área un bombazo que Meza, un poco adelantado, llega a rechazar y dar rebote. En ese momento, Soldano corre a buscar la bola y cerrar la jugada, cosa que no hace Civelli. 0-1 para el visitante: resultado que no reflejaba lo que pasaba en cancha. Seguido del gol, Boca vuelve a tener otra clara. Jugada rápida que Capaldo define mal y Merolla rechaza. En el área contraria, Huracán aprovecha una contra en la que Cristaldo le pone a Mendoza en la cabeza pero se va cerquita por el fondo. El Globo intenta generar algo de juego de la mano de Bonifacio, pero ninguna jugada preocupa demasiado a Rossi. Sobre el final del partido llega una jugada y un gol que se podría comer un equipo de la cuarta. Demasiado verde Huracán que no marca un lateral. Maroni recibe mientras en toda la cancha se escucha «picá, picá». Y pica. 0-2, cierre del partido con derrota y adiós a las chances matemáticas de clasificar a una copa internacional.

Lo bueno: El medio campo cumplió gran parte del partido. Sirvió para cortar las pocas jugadas que tuvo Boca, recuperar y distribuir un poco la pelota.

Lo malo: Boca cedió la pelota la mayor parte del tiempo y Huracán no supo aprovecharlo. Hay jugadores que devuelven la pelota sin mirar para adelante, sin intentar cambiar el ritmo. Por momentos parece que no es una opción la rebeldía en el área. Trucco debió haber expulsado a Varela. No solo fue un error arbitral, sino que el único que protestó fue Merolla. Los segundos tiempos del Globo y la actitud con la que sale a la cancha es un tema para tratar en los entrenamientos. La principal herramienta en el ataque es una idea del 4 o un cabezazo del 6.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento