La opinión del hincha Huracán 0 Boca 2

Huracán se jugaba la última posibilidad de tener una esperanza para clasificar a la siguiente fase en la copa en el Duco.  Éste, el Duco, lucia maravilloso, sin alambrados en la Alcorta, con un resembrado del césped, con un comienzo de hidrolavado en la visitante, con la información que se están haciendo los baños a nuevo en la Mirave.  Con todas las ganas, con la idea de superarse, de ser mejor. Todo eso, afuera.

El primer tiempo fue parejo, con Huracán luchando, sabiendo que el visitante con su poderío era capaz de ganar la pulseada con solo alguna individualidad. Pero nada, no llegaba, no lastimaba, no podía. El complemento también, partido dentro de todo parejo, con Huracán sin verse desbordado ni nada que se le parezca. Era un partido ganable, con claridad.  Pero lamentablemente este plantel ya no tiene mas ganas.  No tiene con qué, pero tampoco pone nada para seguir vivo.  La visita nos hace un gol, sin haber tenido una sola situación.  Y si me apuran un poco, ni el gol era una situación de gol. Pero lo peor de Huracán se vio a partir de ese momento.  Un equipo muerto, sin sangre, sin ganas, no sabiendo, literalmente, como lastimar.

Estuve en el Duco.  Era muy poca la gente autorizada a entrar.  Era una inmensidad de estadio con algunas manchitas en la platea Alcorta.  Lo que sucedía dentro del campo se escuchaba con una nitidez tal, que parecía que los protagonistas estaban gritando a centímetros.  Y con esto que voy a contar, va a mostrar exactamente la situación.  Jugándose el partido, en los roces, los laterales, los fouls, los córner, las pelotas divididas, todos los visitantes, jugadores en campo y en el banco, gritaban desaforadamente pidiendo que cobre para ellos.  Así, como les digo, alaridos.  Si bien alguno, con razón, me dirá que, si todos los jugadores gritan al instante, jugando contra Boca o River, sale expulsado un jugador del rival, en este caso nosotros. Lo tengo clarísimo.  Pero no podés jugar callado todo el tiempo.  No podes, no tener sangre.  No podés resignarte.  No podes no tener rebeldía. Huracán no tiene rebeldía.  Es un equipo que flota, que no pisa el césped.

Lamento la situación.  Antes, no había idea, se jugaba a poner fichas en el tablero a ver que pasaba.  Ahora, los primeros momentos del partido se nota que se quiere jugar a algo, pero se acaban las pilas inexorablemente.  En el primer tiempo el rival tuvo 2 o 3 jugadores amonestados.  Los nuestros pasan como una brisa sin despeinar.  Lo terrible es que si en Huracán te va bien, vas a Europa.  Pero si te va mal…

Nada.  Es calentura pura.  No soy necio, jugar contra “Bover” es casi imposible, planteles millonarios con 4, 5, hasta 6 jugadores por puesto.  Pero jugar sin huevos, no lo permito.  Nunca lo voy a permitir.

 

Abrazo Quemero!!

Carlos Biondi.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento