La opinión del hincha, Huracán 0 Union 0

Si este partido se ve en otro contexto, si se elige ver luego de varios años de disputado y al azar aparece en una pantalla, sería distinto.  Si uno ve la defensa, perfecta desde principio a fin, donde se anunció que era una línea de cinco y, para mí, siendo línea de tres, sin ninguna fisura, sería distinto.

Si se viera este partido en otro contexto, diríamos que el mediocampo borró al rival, siempre tuvo la pelota y jugó bien: seguro, recio, creativo y todo lo que un partido pide para ser candidato a ganarlo.

Si se viera este partido en otro contexto, diríamos que la delantera, o los que llegaron a posición de gol, tuvieron por lo menos tres ocasiones clarísimas de gol, incluso una que el arquero rival le pega en el rostro y salva increíblemente su arco, no dudaríamos que se merecía otra cosa.

El que vea este partido en alguna recopilación de la TV o de You Tube o donde fuere, dentro de algunos años, seguramente diría que el equipo de Huracán estaba pasando un gran momento y que este empate de local solo fue un pequeñísimo pedacito de polvo en el zapato (ni siquiera una pequeña piedra) y que apostaba que se estaba peleando la punta del torneo, o por lo menos, la entrada a alguna copa internacional.

Pero el contexto es otro.

Huracán es la sumatoria de pequeñas frustraciones que, juntándolas, da un presente tremendo.  Huracán no le hace un gol a nadie, pase lo que pase.  Porque, siendo buenos, en los dos últimos partidos mereció hace por lo menos dos.  Y antes también, y antes de antes, también.  Pero no, no le hace un gol a nadie.  Y los partidos se ganan haciendo goles.  No hay otra forma.

Con los Quemeros y Quemeras que pude charlar, es casi unánime la queja a nuestro DT.  Yo, humildemente, creo que no es tan así, pero algo (pequeño o grande) no funciona.  Si me preguntan por qué no le podemos hacer ni un gol al arco iris, mi respuesta es clara: no sé.  Lo que si sé, y estoy muy seguro, es que por algún lado se deberá encontrarle la vuelta a esto que está pasando porque todos sabemos que los cementerios están llenos de buenas intenciones.

Realmente no le envidio ni un poquito el puesto a Kudelka.  Debe ser desgastante tener que lidiar con este presente.  Pero bueno, Kudelka eligió estar ahí y él deberá solucionar este lío.

Para terminar y tratando de no ser tan agorero, me permito expresar algo que me ronda por la cabeza: cuando Huracán gane un partido, empieza una racha.  Pero bueno, solo es algo que, por ahora, ronda en mi cabeza.

 

Abrazo Quemero!!

Carlos Biondi.

 

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento