La opinión del hincha, Newell´s 0 Huracán 1

Ganó Huracán!!   Y de visitante!!   Después de no sé cuánto!!

Ganó Huracán.  Es lo importante, es lo que queda, y es bueno.  Trae una enorme bocanada de aire fresco para todos, ya no solamente para Kudelka y los jugadores, sino también para nosotros mismos, que en la víspera de volver al Duco, nos deja una mueca de alegría y nos da más ganas (aún) de volver a casa.

El principio del partido fue lo más duro.  La defensa era una invitación a atacarla, estaban parados un poco adelantados y era una invitación para los locales dar un pase filtrado y dejar cara a cara a cualquiera de ellos que merodeara la zona.  Fueron momentos donde hicimos agua y ellos se floreaban.  No pasaba por ninguna cabeza Quemera lo que vendría, un centro de Cristaldo y la cabeza del uruguayo Coccaro que nos hacía delirar (en mi caso casi me muero, literal).

Ñuls sintió el golpe.  Eso fue fundamental. Y los nuestros, viendo lo que estaba pasando, se acomodaron mucho mejor en defensa y el tiempo empezó a correr.

En el segundo tiempo la cosa fue bastante parecida a los últimos minutos del primero, con Huracán ya bien parado en defensa, esperando alguna chance para aumentar y ellos con sus nervios y con un árbitro que los perdonó un par de veces (debió expulsarle a uno y no lo hizo).

En esta victoria hubo actuaciones individuales como las de Marcos Díaz y Merolla que rozaron la perfección total.  Solo me queda sacarme el sombrero y calificarlos con un sensacional.  Huracán sostiene todo lo que puede hacer gracias a ellos dos, figuras descollantes.  Me gustó mucho Cristaldo, que cuando “consigue esos 5 pesos que a veces le faltan” se convierte en un gran jugador.  Y, bien merecido lo tiene, el uruguayo Coccaro, quien nos regaló esa adrenalina que corrió por nuestras venas en este lunes hermoso.

En suma: hasta el gol, Huracán estaba regalado.  Pasó lo que pasó y se pudo acomodar y dejar pasar los minutos para traerse un triunfo que vale lo que sabemos que vale.  Pero claro, si ponemos, por dar un ejemplo, el partido que perdimos frente a Lanús, donde merecimos ganar con mucha diferencia y perdimos y éste, que ganamos, la diferencia futbolística fue abismal.  Pero estos triunfos tienen el valor de poder revertir no solamente el estado de ánimo, sino que da la confianza de animarse a cosas que antes no se animaban a hacer, futbolísticamente hablando.

Volvemos al Duco.  Volvemos a casa. El sábado el Globo juega con Arsenal y las Quemeras y Quemeros vamos a estar ahí. El reencuentro, la emoción, las ganas de estar vivos, la razón de nuestras alegrías y tristezas, por qué los hinchas de Huracán somos distintos a los de Boca, River, etc. Vuelve la pasión. Nos vemos el sábado!!!!

 

Abrazo Quemero!!!

Carlos Biondi.

 

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento