Sigue empatando: Sarmiento 0 – 0 Huracán

Diez días después de la vuelta a la victoria de local y frente a Aldosivi, el Globo viajó a Junín para enfrentar a un rival directo por los promedios: Sarmiento. Urgido por sumar de a tres, y por continuar cuesta arriba, FDK hizo un solo cambio y devolvió su lugar al suspendido Merolla en reemplazo de Grimi.

Huracán empezó a jugar pasada la primera media hora del partido, lo cual ya es un despropósito a la situación que atraviesa. Le costó treinta minutos superar la presión de Sarmiento y recién ahí pudo generar y acercarse más a lo que podía llegar a convertirse en gol. Entre los dos equipos no llegaron a cinco llegadas claras en 45 minutos. En el complemento, el Globo ingresó metido en partido, empujando el equipo para adelante. Y aunque no prosperó, mejoró muchisimo y se pareció un poco más a lo visto ante Aldosivi. La más clara: un corner que Galván remató al arco como vino y la pelota rebotó en el brazo (pegado al cuerpo) de Torres. De esa pelota, nació una contra de Sarmiento que encontró a Huracán mal parado y a Arismendi yendo practicamente libre hacia el arco. Marcos Díaz se lució y protagonizó el bloqueo a la jugada más clara de Sarmiento, que si no era por su salida, terminaba en gol. A los 59 ingresó Hezze por Cristaldo. Y Coccaro, que ingresó muy bien por un flojo Candia, dió un nuevo aire e incluso en el área hizo una media vuelta y remató a las manos de un atento Vicentini. Luego iba a tener otra, pero esta vez por derecha. Sector por el que Huracán encontró espacios también con Cabral. A los 72, Acevedo entró por Cabral y 10 minutos más tarde (a 5 del final), Rincon por Silva y Toranzo por Vera. Se cumplieron los 90 minutos más lo adicionado, y se selló el empate en cero que no le sirvió ni a Huracán ni a Sarmiento.

Lo bueno: Merolla, Yacob y Vera, lo mejor de la cancha. Importante actuación de Marcos. Buen ingreso de Coccaro.

Lo malo: El empate es un desperdicio ante un flojo rival directo. Cuesta muchisimo definir. Se nota que el equipo depende de que Mosquito y Cristaldo rindan al 100%, cosa que hoy no sucedió.  No se puede mantener ni el buen rendimiento individual ni colectivo. Todo lo logrado que no se sostiene en el tiempo desaparece ante los ojos de los socios que lo único que miran es una de las tablas. Intenta, pero no llega. Mejora, pero no gana. Y así. Se rescata el empate ante un rival directo, pero lo necesario es sumar de a 3.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento