La opinión del hincha, Central Cordoba 1 Huracán 2

Huracán se presentaba luego de ganar dos partidos consecutivos en el quizás estadio mas lindo que tiene el país, el Madre de Ciudades.  Y lo hacía con un equipo ya mas tranquilo, mas concentrado en lo suyo y, por sobre todas las cosas, mas enfocado en tratar de sacar puntos importantes.  Y lo logró, vaya si lo logró. Un primer tiempo excelente, donde salvo algunas dudas en defensa el equipo mostró su mejor nivel.  Y ya a los cinco minutos Enríquez convertía el gol que, si bien ya mostraba tranquilidad, terminó de afianzar al Globo.  Pero ellos, en una jugada aislada, ya que jamás tuvieron la profundidad que tuvimos nosotros, nos empatan sorpresivamente y ahí, reconozco, temí un poco que se desordenaran.  Pero no.  No lo hicieron.  Siguieron jugando igual y la diferencia siguió siendo a favor nuestro.  Y no sorprendió para nada que Merolla clavara el segundo, con un soberbio cabezazo que mostraba claramente lo que se veía… y el árbitro, insólitamente, marca faul de Merolla al defensor.  Increíble, grosero, hasta diría fuera de contexto ya que venía dirigiendo bien, no inclinaba la cancha para ninguno.  Pero ese error fue determinante y, al finalizar el primer tiempo, temí que los nuestros salieran descontrolados al ver las imágenes en el vestuario.

El segundo tiempo Huracán salió un poco mas tranquilo en cuanto al vértigo que le imprimió al primero pero siempre siendo muy superior al rival que, si bien algunas chances tuvo, Maros Diaz se encargó de seguir demostrando que es el mejor arquero que hay, por lo menos por estos lados. Mientras tanto, Cabral, Cristaldo y Vera seguían tejiendo jugadas desde el medio hacia adelante que mostraban que el Globo quería ganar.  Y vino lo que vino, eso que es difícil de explicar con palabras, ese zapatazo de Ibáñez que deja a todos sin saber muy bien como pasó, pero pasó y fue el gol que nos dio la victoria soñada.

Tercer partido al hilo que ganamos y que nos posiciona de una manera totalmente distinta a cuánto? Un mes atrás? Es así nomás. Es un muy buen momento que nos pone expectantes y porque no decirlo, ilusionados.  Tremenda victoria de Huracán en Santiago del Estero.

Ahora hay que seguir así, partido a partido, sabiendo que lo que se viene es francamente difícil ya que el próximo es un rival que tiene un plantel de estrellas.  Pero viene al Duco.  Y nos encuentra afilados.  Hace un tiempito atrás, el panorama era de perder seguro.  Hoy, ya no estoy tan seguro que Boca nos gane.  Y nosotros debemos acompañar en el Duco esta levantada del equipo que, por lo menos para mí, ya quiero que sea el finde que viene.

 

Abrazo Quemero!!

Carlos Biondi.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento