La opinión del hincha, Huracán 2 San Lorenzo 1.

Era una tarde ideal, de esas que no hace calor ni frio, que el vientito acompaña, que lo que hagas está bien: asado, pastas, mate o una picada. Domingo tranquilo, poca gente en la calle, casi nada de tráfico, aire limpio sin polución, todo invitaba al relax, a disfrutar de la paz. Pero…

Parque Patricios fue un infierno.

Todo desbordado, negocios que no podían hacer entrar más gente, sin un lugar para estacionar, calles cortadas y gente por donde mires. Adrenalina, nervios, alegría, sensaciones que solo se pueden ver cuando hay fiesta en el Duco.

La parada era brava porque Huracán venía bien y San Lorenzo mal. Estos partidos aparte son típicos, donde se igualan las fuerzas y no corre la tabla de posiciones ni la del descenso, ni nada. Y Huracán, luego de unos primeros minutos donde se paró bien, paulatinamente San Lorenzo empezó a manejar el partido. Los nuestros estaban como “con el freno de mano” y ellos desprejuiciados, con el manejo de Ortigoza que los llevaba de la mano y con ese Uvita que tuvo las chances más claras, hay que decirlo.  Un primer tiempo flojo, sin llegadas casi y con la sensación que en los partidos aparte, como este, el riesgo era altísimo.

Pero Kudelka, ya en el segundo tiempo, hizo una jugada de ajedrez, adelantando un poquito a Yacob para ponerlo frente a frente con Ortigoza.  Jugada magistral, cambió el partido.  La flaca Yacob ganó y ganó, y a partir de ahí Huracán empezó a jugar. Y apareció Cristaldo, nada más ni nada menos. Y con él, el pibe Cabral y las subidas de Quilez. Y se produjo la jugada, con los intérpretes mencionados: Quilez se manda, engancha, desborda y tira el centro para que Cristaldo le pegue un cachetazo a la pelota y a San Lorenzo.  Un golazo espectacular que hizo explotar al Duco. Delirio, con la gente prendiendo las linternas de los celulares y gritando, saltando y haciendo mover el piso del barrio.

Pero claro, es un partido aparte. No sé muy bien cómo fue, pero uno de ellos tira un centro y Díaz cabecea a quemarropa, encontrando a Marcos Díaz con una tapada espectacular, pero dando rebote y de la nada aparece Di Santo y la manda a guardar.  Empate.  Baldazo de agua helada, golpe directo a la pera.

Pero claro, otra vez: es un partido aparte, donde los momentos se rigen por el estado de ánimo.  Kudelka pone al zorro Coccaro.  Y viene un centro de la izquierda, a Torrico se le escapa la pelota de las manos, le queda servida a Coccaro quien tiene franco remate (todo dentro del área), pero prefiere dársela a Candia que venía de frente y Huracán le ganaba a San Lorenzo.  Fiesta total, genuina, emocionante, con un final que se vio a los jugadores saltando junto a su gente y gritando por largos minutos.  Nadie quería irse de ahí y menos, que el tiempo pasara.

Alto nivel: Marcos Díaz, de otro planeta. Yacob, quien volvió de su lesión y fue quien claramente cambió el partido, poniéndose a Huracán al hombro. Cristaldo, que solo voy a decir que en el gol que hace sale corriendo y se saca la camiseta y su boca llena de gol nos llevó al éxtasis, Quilez que me sigue sorprendiendo, que a ver, voy a decirlo sin vueltas: no sube al pedo. Es determinante, es una carta ofensiva que tiene Huracán que ya es tomada muy en cuenta.

Fiesta total en Parque Patricios.  Sus calles con gente bailando, cantando, con autos haciendo sonar sus bocinas, con balcones con gente haciendo flamear sus banderas, con pibes, adolescentes, adultos y mayores hermanados en una felicidad total, absoluta. Merecido e inolvidable.

Quiero y debo hacer un párrafo aparte por una situación personal, que no veo otra opción que hacerlo por acá, por Patria.  Mucha gente del interior de la provincia y del país llegó al Duco.  Y las muestras de cariño que me brindaron me emocionaron hasta las lágrimas.  Que me escuchan en Globo de mi Vida, que me leen por twitter, que vieron la nota en Telenoche, pero, fundamentalmente, por esta querida opinión del hincha en Patria Quemera. “Entrás en mi casa” “Esperamos que escribas y cuando aparece la nota, dejamos de hacer todo para leerla” “Los lunes cocino escuchándote” “En mi pueblo vos sos mi conexión con Huracán” “Me vine a Buenos Aires para hacer la visita al Duco, fuiste mi guía en el tour, mirá las fotos” La verdad que no se puede vivir sin cariño y gracias a Dios tengo una familia que me lo brinda.  Pero si no la tuviera, estas cosas me llenan y me dan fuerza para todo.  Simplemente gracias, posta.

 

Abrazo Quemero!!!!!

Carlos Biondi.

 

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento