Superpromo 2×1: Huracán 2 – 1 San Lorenzo

El clásico de barrio más grande del mundo tuvo lugar ayer en Parque Patricios. Domingo 24/10 nos encontramos a las 18 horas, todos en el mismo barrio. Mucho más que tres puntos en juego, por lo que implica el folklore, la pica y el presente de ambos equipos. Huracán venia de cuatro victorias en los últimos cinco partidos, incluida la goleada frente a Banfield días atras. San Lorenzo, por su parte, no ganaba desde la fecha 13, y venía de caer ante Lanús y perder a su DT tras tres derrotas al hilo. Por la dura lesión del flaco Merolla, Ibañez se sumó a la defensa y Grimi ocupó el lugar del flaco. En el medio, Cristaldo, Yacob y Vera reemplazaron a Hezze, Enriquez y Acevedo. Y por último, Silva tomó el rol de Ramirez. Monarriz hizo cambios también en el equipo del Bajo Flores: Di Santo reemplazó a Barrios, y Palacios a Fernández Mercau, que habia llegado a la quinta amarilla.

Fiesta mediante en los cuatro sectores habilitados del Tomás Adolfo Ducó, todo dado para dar inicio a una nueva edición de este clásico. Quiero hacer un paréntesis aca y pedir que los equipos vuelvan a salir separados. Es un despropósito para el folklore que salgan los dos equipos juntos. Cierro paréntesis. San Lorenzo inició bastante más enfocado que Huracán. En los primeros minutos Uvita fernandez metió dos centros a las manos de Diaz. Y el Mosquito Silva, en dos tiempos, hizo lo mismo con Torrico. A los 11 minutos llegó la jugada más clara de San Lorenzo: un centro de Di Santo a Uvita que llegó a cabecear solo, pero con el arco corrido. Por poco se fue afuera. Pero minutos después, el mismo jugador llegaba solo por una banda que claramente estaba floja. Marcos achicaba y tapaba la tercera al hilo de Uvita. Hasta ahi todo lo que intentó San Lorenzo en el primer tiempo. Lo que siguió fueron algunas pelotas aéreas que el Globo no pudo definir. Hasta que sobre el final, un centro de Cristaldo para Ibañez pega en el brazo de Herrera, que si bien es involuntario porque estaba pegado a su cuerpo, es penal.

En el complemento llegan las emociones: Huracán salió más enfocado, ganó metros y se acercó al área cuerva. El esfuerzo de Galván y Yacob se volvió clave para cortar los ataques de San Lorenzo y repartir la pelota a los compañeros para generar aproximaciones. A los 8, San Lorenzo volvió a desaprovechar una de las contadas chances que tuvo, Sabella quedó solo (con Quilez al lado sin mucho por hacer) y le dió practicamente un pase a Marcos, que en el aire se quedó con la bola. En la otra punta del cesped, ante el aliento de la gente «ponga huevos que ganamos», el Globo intentaba cambiar el resultado y se encontraba con los puños de Torrico, y con un San Lorenzo atrasado y desordenado. Cinco minutos después, a los 18′, llegó Quilez, que se cansó de enganchar, para dejarle la bocha a Cristaldo que metió el GOLAZO de la fecha. Desde afuera del área y a la carrera para sacarse la camiseta y que se rompan todas las gargantas de Parque Patricios. GOOOOOOL. 1 – 0. Unos minutos después, hay un penal no cobrado para San Lorenzo por una mano infantil de Grimi en el área. A los 30′, San Lorenzo encontró desordenada a la última línea del Globo. Quien inició esa y todas las jugadas de ellos fue Ortigoza. Habilitó a Herrera para que meta el centro. Marcos pudo atajar el cabezazo del recién ingresado Alexander Díaz, pero no el de Di Santo que llegaba solo para poner el empate. Nada que hacer para el arquero, todo de la defensa que no dejó a uno sino a dos jugadores solos en el área. 1-1. Después del empate, San Lorenzo buscó darlo vuelta por muy poco tiempo. Hacia agua en cada pase que daba. Ortigoza, quietito en el medio, era su único recurso (FDK debería haber puesto a alguien a hacerle marca personal). Sobre el final, un centro de Cabral se le resbaló a Torrico y Zapata la sacó con lo justo. Pero del otro lado estaba el zorro Coccaro para dejarsela a Candia que de zurda la metió para darle la ventaja a Huracán. 2-1. Error de Torrico que habia tenido un buen partido. Virtud de los mejores del Globo: los uruguayos que ingresaron para inclinar la cancha. Festejo dedicado a Merolla. Grito, llanto y abrazo en la Bonavena, la Houseman, la Masantonio, la Stabile y todo el barrio, el mismo barrio de siempre.

Mas allá de la victoria, tenemos que decir que no fue el mejor partido de Huracán, que aún asi fue superior. Ganó porque encontró el gol en dos ocasiones y porque se enfrentó a un rival flojísimo que no supo aprovechar las que tuvo. Si bien los cambios fueron acertados, si Huracán marcaba bien y no dejaba jugar a Ortigoza y a Di Santo, podría haber hecho mucha más diferencia.

Lo bueno: La última vez que San Lorenzo le ganó a Huracán fue en mayo de 2017. Los últimos 7 partidos fueron 5 empates y 2 victorias quemeras. El evento se vivió como una fiesta en el césped y en la tribuna. Gran vuelta de Yacob, que fue de mayor a menor, al igual que Galván. Excelente partido de Cristaldo y vital ingreso de Coccaro y Candia. Marcos Díaz, como siempre, una de las figuras del encuentro. Sigue sumando el Globo que, no sufrió la falta de Merolla porque San Lorenzo no se esforzó por atacar, pero Grimi no puede ser central ante Talleres de ninguna manera.

Lo malo: A Silva le costó mucho encarar y Vera estuvo bastante tímido. Grimi no puede ser titular en este equipo.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento