La opinión del hincha, Huracán 1 Argentinos 1

Huracán volvía al Duco luego de la derrota en Córdoba y le tocaba, justo, un rival de los que miran para arriba, un competidor para la entrada a la Sudamericana: Argentinos Juniors.  Faltando tan pocas fechas, con un campeón se torneo ya definido hace rato y con la posibilidad que alguno de los que pelea por las copas sea ganador de la Copa Argentina o directamente entre a la Libertadores y así tener más chances de ingresar a la Sudamericana, era un partido vital para Huracán.

Huracán salió a tomar la pelota de entrada. Siempre quiso tenerla y atacar, pero a nada de empezar, una combinación de querer salir jugando con un mal rechazo de Marcos Díaz, uno de ellos la para, la mide y mete un bochazo inatajable.  Un baldazo de cubitos sobre nuestras cabezas. Sabíamos que ellos jugaban bien, pero era demasiado temprano para que facturen.  El golpe se sintió.  Pero ellos resignaron la posesión y se limitaron a jugar tranqui, esperando alguna oportunidad pero sin “matarse” mucho.  Y Huracán fue.  Trató, todo el primer tiempo, de empatar y la sensación que nos dejó era injusticia futbolera, merecimos muchísimo más.  En el segundo, si bien la temática fue más o menos similar, los nuestros ya se acercaban más.  La prueba fue el cabezazo de Candia que pega en el palo cuando todos gritamos creyendo que era gol y luego, con Galván (partidazo) se manda al ataque, toca con Cabral, éste a Cristaldo y Triverio la manda a guardar poniendo justicia y dando esperanza con este gol.  A partir de ahí, otro partido.

Cambia todo con el gol del Globo.  Ellos, tocadísimos con el empate, salen a definir: primero le anulan un gol (dudoso) cobrando un foul y luego Galván la saca casi sobre la línea un sombrero que uno de ellos le hace a Marcos Díaz (otra salida queriendo jugar y sale mal) y lo mencionado de la llegada justa del defensor.  Pero Huracán no se quedó, y junto con las situaciones de ellos siguió buscando, haciendo al partido de ida y vuelta, con pronóstico reservado.  Y casi sobre el final (tuvimos más, pero ésta es increíble) el ingresado hacía un ratito Henríquez, fusila al arquero de ellos de cortísima distancia y no sé cómo hace, pero la logra sacar.  Quedamos todos duros.

Figuras: Cristaldo, partidazo.  Cuando se pone el traje, es un jugador de los que desequilibran, sin ninguna duda.  Cuando Kudelka lo saca en el segundo tiempo, el murmullo en el Duco fue más que eso, fue desaprobación.  Y Galván, el otro.  Partidazo.  Abajo, arriba, con pelota al pie, agarrando la lanza, huevos, en fin, todo.

No anduvo Vera.  Lamentablemente, diosito no tuvo una tarde feliz.  Si hubiera estado enchufado, Huracán ganaba sin dudas. También flojos Cabral y, aunque hizo el gol, Triverio no participó mucho del juego.

En síntesis, una lástima.  Un partido que de ganarlo nos ponía cerca del objetivo pero con este solo punto no alcanza.  Ahora hay que tratar de venirse de La Plata con los tres, si es que queremos escapar de abajo y subir en la tabla de arriba.

 

Abrazo Quemero!!!

Carlos Biondi.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento