La opinión del hincha, Platense 4 Huracán 2

Uno sabe que esto es futbol y que en noventa minutos puede ocurrir cualquier cosa, porque por algo es el deporte más popular del mundo.  Mismo en este campeonato, cuando jugamos contra Lanús de local, sucedió algo parecido.  Pero lo que ocurre es que los números también forman parte del futbol y éstos nos muestran que nos comimos 8 goles en los últimos dos partidos de visitante. Vemos los goles que no hicimos, vemos los goles que nos hacen y se repite la acción así, sucesivamente.

El partido se abre con un penal inventado por Echenique, quien ve bien la mano de Quilez pero no logra descifrar que el balón va a la mano con un cabezazo previo y con el jugador semi agachado. La pelota va ahí, el jugador no es manco. No le dio el marote para darse cuenta.  Y era remontar una pendiente que Huracán no merecía, ya que dominaba el partido desde el arranque.  Si, dominaba todo. Y Cabral mete un bombazo que se le clava en el ángulo y el Globo empata un partido que debía estar, por lo menos, dos a cero arriba.  Y Huracán siguió y siguió. Y vinieron una tras otra las jugadas de gol, incluyendo dos palos de Ibáñez y Cristaldo que realmente no se podía creer. Como era obvio, goles que no se hacen en el arco de enfrente, vienen al nuestro.  Y así Tissera vuelve a convertir y deja el final del primer tiempo ganando a los calamares.

El segundo tiempo empezó igual, con Huracán dominando y buscando el empate, pero vuelve a aparecer Tissera y clava su tercer gol y el de su equipo.  A esta altura la suerte de Platense daba como para preguntar qué número salía en la quiniela. Era algo muy, muy extraño. Pero a partir de ese momento, si bien Huracán siguió buscando, ya los golpes recibidos hacían su efecto.  Y llegó el cuarto de ellos.  Pero Huracán siguió, casi por impulso, y Coccaro mete el tercer palo!! de la noche y luego Moya descuenta poniendo el definitivo 4 a 2.

No sé que pensar.  Debió, casi con seguridad, ser el partido que más insulté al aire.  Por lo menos de los últimos tiempos, segurísimo. Si alguno de ustedes no vio el encuentro y yo les digo que Huracán debió ganarlo, dirán que ya estoy para el manicomio.  Pero si lo vieron, podrán estar de acuerdo o no, pero nunca afirmar que Platense nos metió cuatro goles merecidamente.

Pero bueno, vuelvo al principio: Huracán, en sus dos últimos partidos de visitante, se vuelve con ocho goles en contra. Lo números no mienten.

Lo que queda ahora es tratar de ganar para engrosar el promedio, porque la Sudamericana quedó lejos.  La ilusión se desvaneció y también las ganas de saber cuál es el equipo titular de Huracán, ya que nunca, jamás, se pudo lograr tener uno.

Como decía esa chica que salía en la tele, que ahora no me acuerdo el nombre, “Lo dejo a tu criterio”

 

Abrazo Quemero!!!

Carlos Biondi.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento