La síntesis: Huracán 1 – 0 Racing

Sabado 21:30 h.: la última cita del año en el Tomás Adolfo Ducó. Más allá del deseo permanente de ganar, el Globo iba en busca de la victoria ante el equipo de Gago para aferrarse a la minima posibilidad de seguir compitiendo por un lugar en la Copa Sudamericana. Si hablamos de estadísticas, el último triunfo ante Racing habia sido en el apertura 2009, 3-1 con goles de Filippeto, Díaz y Toranzo. Y el último triunfo ante un equipo de Gago habia sido este mismo semestre frente a Aldosivi. Para recibir a la academia, luego de la derrota en Vicente López, el único cambio que planteó Kudelka fue Coccaro por Triverio.

Licha López abrió el partido con un cabezazo afuera luego de recibir solo frente a Marcos, entre Ibáñez y Quilez. Por lo que en los primeros minutos, al menos, se pudo ver una defensa desordenada. Del otro lado de la cancha, Candia se llevaba puesta la pelota y la mandaba afuera en un rebote que no le daba tiempo a direccionarla. Con Cristaldo recuperando y distribuyendo, el Globo intentaba acercarse al arco. Racing hacía poco más que intentar de afuera y forzar algún error del fondo del Globo. Hasta que a los 26′, Huracán salió del fondo desde el pie de Galván hasta el de Ibáñez, que le metió un centro excelente a Coccaro para que de cabeza meta el 1-0. Pique y adentro. El zorro se colgó del alambrado y todos nos unimos en el festejo de lo que iba a ser el único tanto del partido. De ahí hasta el final del primer tiempo, ambos equipos tuvieron llegadas poco claras y la cancha no se inclinó para ninguno de los dos lados.

Ya en el complemento, Marcos Díaz se iba a volver un poco más protagonista, ya que en el primer tiempo había intervenido poco. Comenzó tapandole un cabezazo a Alcaraz y finalizó haciendo lo mismo con Córdoba y Martínez. Lo ayudó Ibáñez, en un gran partido, cortandole desde el piso el empate a Pillud. Huracán no hacía diferencia ante Racing y el cuerpo técnico decidió que los cambios debian ser tarde y puesto por puesto en su mayoría: Nuñez por Candia; Henriquez por Acevedo; Lozano por Quilez; Triverio por Coccaro; y Silva por Cabral. Núñez tuvo la suya en una contra que definió mal, por arriba en lugar de evadir al arquero Gómez.

Lo bueno: partido cumplidor de Marcos, Moya, Cristaldo. Lo mejor que pudo hacer Huracán es haber comprado al 10. El rendimiento de Hezze fue de menor a mayor, mejoró mucho en el complemento, ajustó los tiempos y estuvo mucho más preciso. Párrafo aparte para Cóccaro que promete y cumple: el delantero que necesitabamos y que no puede estar en el banco de suplentes. Excelente partido de Ibáñez, firme en el uno contra uno y asistidor del gol del encuentro.

Lo malo: no se comprendió la posición de Cabral en el campo, jugó mucho más pegado a la defensa que al ataque, y por supuesto no puede correr 90 minutos yendo y viniendo. Galván quedó mal parado varias veces. Candia no está jugando en un buen nivel. A esta altura del campeonato (a una fecha del final) es como mínimo extraño que desde el banco de suplentes no se observen los errores en cancha y no se los intente resolver con las alternativas que hay, que no son muchas, pero son las pedidas y aceptadas en el último mercado de pases.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento