La opinión del hincha Huracán 2 Vélez 0.

Partido importante el que se jugaba.  La derrota con Arsenal fue durísima y había que levantar todo, a los jugadores, hinchas, todo.  Y todos mirábamos de reojo la situación.

El partido empezó con los de Vélez tocando, rotando, hasta llegando con cierta facilidad a la última línea.  Además, esa jugada de salir con pelota cuando el rival te espera a los dos metros, la hicieron varias veces.  Pero con el correr de los minutos Huracán emparejó y el partido empezó a hacerse más físico, más duro. Y pasada la media hora, el Zorro Cóccaro vuelve a hacer de las suyas cuando porfía una pelota con uno de ellos y penal y roja para el de Vélez.  Sensacional. Y Candia, que ya venía “mostrándose” para ser la figura de la cancha, fusila al arquero.  Pasan no sé, dos, tres minutos y Candia mete una corrida por derecha y tira el centro perfecto para que Cóccaro meta un cabezazo que todavía los de Vélez están buscando la pelota. Impresionante ráfaga del Globo que entre el delirio y los gritos nos hacía mirar entre nosotros. Disfrute total.

Si bien ellos estaban con uno menos, esperaba que en el segundo tiempo fueran a matar o morir.  No sé si lo intentaron o qué, pero la figura de Fattori comenzó a agrandarse y Huracán hizo lo que tenía que hacer, dejar que pase el tiempo y tratar de tener la pelota lo más lejos posible.  No obstante, Marcos Díaz tuvo una intervención muy buena en un casi gol, dando seguridad y la frutilla del postre: Candia, en sutil jugada, mete el tercero pero el referí lo anula creo que por mano, que se yo. Yo no vi nada como para anularlo, pero bue…

Huracán se repuso y bien.  Borró la apatía del partido anterior con concentración, lucha en todos los sectores y efectividad.

Hubo, para mí, dos puntos bajos, individualmente hablando.  Cristaldo no logra enchufarse y es como que todavía no empezó el campeonato.  Y Cabral, que le pasa lo que les pasa a los de su condición: es un pibe. Y los pibes tienen altibajos. Nada, se entiende.

Pero hubo puntos altos y fueron mayoría.  Empiezo por la defensa, donde Ibáñez vuelve a ser el de antes de su tremenda lesión, marcando y corriendo, muy bueno.  Fattori en el medio empezó a mostrar al jugador que brilló el campeonato pasado en Ferro. Fundamental.  Cóccaro, como siempre, es el jugador que con su optimismo futbolístico siempre encuentra algo.  Y eso, en el futbol argentino, es oro puro. Pero la figura (para mi) de la cancha fue Candia. A ver, que no hizo habría que buscar, porque hacer, hizo todo.  Y muy bien.  Despliegue, gol, fuerza, marca, rueda de auxilio, asistencias.  En suma, perfecto. Un partido que seguramente el yorugua va a recordar para siempre porque fue lo mejor que hizo en Huracán desde que llegó.  Y lo mejor de todo es que pinta que tiene para más.

Lo que viene es un Bover de visitante.  No hay mucho que se pueda hacer contra el poderío económico que tienen, pero esto es fútbol y que se yo, no sé, porai. Ojalá.  Pero Huracán ganó el partido que debía ganar y eso es lo más importante.

 

Abrazo Quemero!!!

Carlos Biondi.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento