La opinión del hincha, Boca 0 Huracán 1.

Era una utopía.  Era como enfrentar un portaaviones lleno de armas (y de dinero, por sobre todas las cosas) con un bote inflable.

Atendimos a un Bover a domicilio.

Mientras miraba el partido, me llegaban a la cabeza recuerdos del partido con Arsenal en Sarandí. Un partido que Huracán no jugó, que estuvo su cuerpo pero no su alma. Que a Huracán lo marcó duramente, que dejó una cicatriz.  Y vaya que aprendió la lección.  Lo primero que destaco es la concentración del equipo los cien minutos que estuvo en la cancha. Salvo los primeros minutos del segundo tiempo, muy cortito, lo demás fue sensacional.  La entrega, la marca, las ganas, la espera de la oportunidad, los huevos.

Con un Marcos Díaz en su nivel, con un Quilez figura, defendiendo y atacando, solo desbordado en el segundo tiempo cuando entró el petisito de ellos. Con un Ibáñez en gran nivel, con un Galván impasable y con un Tobio que se afianza (le metió una murra al petiso tremenda, bien de bidón) redondeando una defensa que deja tranquilo a todo el equipo.  Con un mediocampo en gran nivel, con un Fattori ya adaptado, gran partido, el pelado se adueñó del centro. Con un Hezze que está en todos lados, cinco pulmones tiene ese pibe. Con un Cristaldo que todavía no logra ser lo que fue el campeonato anterior pero muestra un cachito de recuperación por momentos y con un Candia figura.  Al yorugua lo pongo en el medio porque con Boca jugó un poco más atrás, creo yo, y lo hizo de maravillas.  Y arriba con un Cabral mucho más despierto que en el partido anterior pero claro, más marcado. Y con un Cóccaro que sorprende, deslumbra. Y los que entraron rindieron, especialmente Cordero, muy buenos minutos dentro de la cancha.

Realmente fue una gran actuación de Huracán. Haciendo una comparación con el partido de Arsenal, diría que “es el negativo” (los más jóvenes ni conocieron un rollo de fotos, je, pero bueno, es lo contrario).

Una victoria que nos sube a la tercera posición en la tabla con la expectativa que el equipo se encontró y que da para más. Que ya pinta que vamos a pelear arriba y que abajo está quedando cada vez más lejos. Que lo que viene es Godoy Cruz en el Palacio y que si el equipo logra mantener esta concentración, es más fácil ganar que perder.

Una semana de disfrute total, la tenemos más que merecida.

 

Abrazo Quemero!!

Carlos Biondi.

 

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento