La síntesis: Boca 0 – 1 Huracán

Domingo desde las 19:15h: la cita en la Bombonera para romper la racha de 12 años sin sumar de a tres allí frente a Boca. Frank Darío Kudelka asumió la responsabilidad con una frase de cabecera: equipo que gana no se toca. El mismo 11 que venció a Vélez fue el que encaró el encuentro del domingo por la tarde. Desde la previa ya se sentía la tensión en el aire. No es facil enfrentar a un grande en su cancha. Pero el Globo venía de derrotar a Vélez de local y ya mostraba mejoras respecto de la pobre actuación en Sarandí.

Tres minutos pasaron hasta la primera jugada peligrosa del Globo. Quilez encaró por derecha y llegando al área grande lanzó el centro hacia Coccaro que definió de cabeza. Gran tapada de Rossi. Dos minutos después Cristaldo logró una falta que convirtió en tiro libre, a las manos de Rossi. Del otro lado de la cancha, Boca llegaba con Advincula pero era Galván quien ganaba el duelo, y con algun que otro pelotazo desde lejos que Marcos Díaz controlaba sin problema. Huracán tenía la pelota, la iniciativa, atacaba con 5 o 6 jugadores. Seguían llegando las jugadas claras: no se sabe si Quilez quiso meter un centro o no, pero lo cierto es que la pelota se fue muy cerca del palo. Candia e Ibáñez probaban desde afuera. El Globo definitivamente estaba más enchufado que su rival. Hasta que a los 19′ llegó la primera polémica de la noche. De un corner a favor, Rojo le comete una clara falta en el área a Tobio. Lo toma hasta que el central quemero cae. Era penal. La respuesta de Boca era casi nula. Marcos no tuvo mucho trabajo en la primera parte. Si bien hubo remates al arco, como un tiro libre de Romero que tocó la red por fuera, el arquero de Huracán en la mayoría ni tocó la pelota. Sobre el final, el Globo tuvo una más. Hezze (de gran partido) habilitó a Coccaro que se fue hasta el fondo y al no encontrar compañero definió cerrado, afuera.

Ya en el complemento, y a diferencia de los últimos encuentros disputados por el conjunto de Battaglia, Boca empezó enfocado, dominando la posesión. Incluso hasta tiró centros al área, algo que no había hecho de manera clara hasta el momento. Los centrales del Globo se encargaron de disminuir todo peligro. Incluso Marcos desde el piso tiró una de voley para sacar la pelota al córner. El ingreso del Changuito Zeballos fue lo que necesitaba Boca para dominar por momentos el partido. Él solo fabricó las jugadas más claras del local. Tobio supo cortar ese frenesí del pibe a tiempo. Y a los 69′ llegó la jugada del partido. Cristaldo ejecutó el córner y Coccaro de cabeza convirtió el gol de la noche. Una vez más debemos destacar la precisión de Cristaldo y la eficacia del Zorro. Minutos más tarde el Globo pudo ampliar la diferencia en una contra de Cordero, que terminó en posición adelantada de Acevedo. El 11 del Globo había definido al travesaño de todas maneras. De los últimos minutos podemos decir que Lamolina quiso extender demasiado el encuentro. Un exceso 7 minutos.

Lo bueno: partidazo de Huracán. Gran triunfo por el rival, por el estado del cesped, por la racha y por lo que viene. El Globo preparó muy bien el partido, casi no sufrió, supo ser lo más compacto posible para que Boca no explote los espacios y supo presionar con mucha gente. Tuvo la pelota la mayor parte del tiempo y fue el dominador de la cancha. Tobio y Galván se mostraron muy firmes. Excelente partido de Coccaro, Candia, Quilez, Hezze y Cristaldo. Cada vez es más concreto el acierto de la incorporación de Fattori en el 11 inicial.

Lo malo: poco. Tal vez algunas imprecisiones en los pases. Se le puede pedir más a Cabral en ataque, que fue bien marcado por Advincula.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento