La opinión del hincha, Huracán 2 Central 1.

Ese frio que hacía en una noche que ya nos muestra el invierno que está amagando con entrar a Buenos Aires. Las Quemeras y los Quemeros frotándose las manos y pegando saltitos “cortitos” para calentar el cuerpo esperando que empiece el partido.  Pero todo terminó ahí…

El partido fue un infierno.

Huracán jugaba con una sola posibilidad: ganar.  Y no era una frase hecha, era ganar y esperar lo que suceda en la última fecha.  Y salió a ganar.  Tuvo su chance con Cabral, algunos acercamientos, dominaba todo, el rival no lastimaba, era clarísima la intención de meterla en el arco de enfrente.

Yo no sé cómo sucedió, realmente.  Pero un ataque esporádico de Central provoca una desinteligencia en la defensa (la única de la noche) deja a uno de ellos cara a cara con Marcos, lo elude y convierte lo que era el final de todo, tirando las ilusiones a la basura.  Balde de agua fría es poco decir, fue un manguerazo que, por lo menos a mí, me dejó turuleco. Termina el primer tiempo.  Mamita, que panorama.

Pero el segundo tiempo no iba dejar de ser un infierno.  Es más, calentó más la noche.  A los poquitos minutos nuestro ex Yacob toca la pelota con la mano en el área de Central y el árbitro da penal.  Yo con esto del VAR no sé si hay que festejar o hay que esperar, que se yo.  El tema es que lo cobró y el zorro Cóccaro la manda a guardar y sale corriendo hacia la Mirave, se sube al alambrado para gritar con los Quemeros (y se lastima una mano con el alambre de púa, je).  Alivio parcial.  Pero el partido no dejaba de ser un infierno, ya que por reiteración de amarilla el árbitro lo expulsa a Fattori y nos deja con diez.  Momento delicado.

Huracán sabía que esto no era un simulacro, era la realidad, el empate lo dejaba afuera de todo y debía salir a buscar la victoria aun con un hombre menos.  Y lo hizo.  De la mano de Cristaldo y con unos huevos tremendos, salió a todo o nada.  Kudelka mete cambios y uno de ellos, Cordero, logra dominar una pelota en el área de ellos y lo bajan.  Penal !!!  grito de todo el estadio. Y otra vez la historia de que el VAR manda, el tema que se cobra y Cristaldo la pone abajo en el rincón.  Explosión en Parque Patricios. Huracán daba vuelta el partido y continuaba con vida en la Copa de la Liga.

Puntos altísimos: Cristaldo enchufado a 220, marcando que cuando está a pleno es un jugador de otra categoría, un Ibáñez que sorprende, no por que juegue bien, sino por su regularidad, no baja de 8 puntos en los últimos partidos.  Fattori, que es el “reloj” del equipo y que debió haber sido reemplazado antes ya que venía acumulando faules, pero de partido bárbaro.  Soto, que estuvo muy bien en la marca y excelente proyectándose.  El pibe Gauto que, además de ser un desfachatado yendo para adelante, te corre hasta tu casa tratando de robarte la pelota.

Otra noche feliz.  Sufrida hasta las amígdalas, pero con final feliz.

Lo que viene es Independiente de visitante.  Esto es simple: Huracán tiene que ganar y Aldosivi o Tigre perder.  Así de fácil, así de simple.  Ojalá se nos dé.

 

Abrazo Quemero!!!

Carlos Biondi.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento