Ni clasificación ni autocritica: Independiente 3 – 0 Huracán

Sábado 16:30 horas, la cita en Avellaneda donde un Independiente fuera de la pelea recibía a un Huracán que necesitaba ganar, y que Tigre y Aldosivi no ganen. El clima estaba caldeado en el Libertadores de América, desde antes del inicio del partido ya bajaban los insultos desde la tribuna para la comisión directiva del Rojo y su presidente. Por lo que Huracán podria haber aprovechado también ese mal clima inevitable de escuchar. La única variante que presentó FDK en el 11 inicial fue Hezze por Fattori (expulsado contra Rosario Central).

Es menester comenzar la síntesis exponiendo que desde el comienzo del encuentro, Huracán (que debía asegurarse la victoria) le cedió la pelota a Independiente, un equipo que con 13 puntos estaba ubicado en el último puesto de la tabla de la zona B.  Cuando tenia la pelota en sus pies, al Globo se lo notaba desconectado, desconcentrado. El siempre generador Cabral no podia ni transportarla hasta el fondo, ni gambetear a algun rival. El chileno Soto es quizás quien quería cumplir ese rol. A los 9′ habilitó a Juan Gauto pero el tiro del juvenil impactó del lado de afuera de la red. A los 21′, Ibáñez cometió una falta infantil en la puerta del área que no fue penal por centrímetros. El siempre habil Soñora convirtió el tiro libre en gol. Nada que hacer para Marcos Díaz. Era simplemente una ventana que no habia que abrir. Una vez mas, a Huracán le convierten un gol de pelota parada. 1-0. ¿Reaccionó el Globo después del gol? No. Con los dedos de la mano se pueden contar las veces que Huracán penetró las lineas del Rojo. En la mayoría estaba Soto como protagonista o asistidor. Soto, defensor. Sin embargo, Marcos Díaz no tenia grandes dificultades porque en frente – recordemos – teniamos al último de la tabla.

Mientras Tigre perdía en Victoria y Aldosivi ganaba en Mar del Plata, Huracán salía al complemento un poco más despierto, después de 45 minutos sin mayor desgaste. FDK realizaba la primer variante en el entretiempo: Bajamich por Cabral. La primera para el Globo fue a los 10′ a partir de un tiro libre ejecutado por Cristaldo. La peinó Candia pero la bocha se fue por arriba del travesaño. Cinco minutos después llega la mejor jugada del conjunto de Parque Patricios. Recuperó Soto en campo propio, la cedió a Gauto. Cristaldo habilitó a los uruguayos que llegaban al área. El Zorro la dejó pasar, pero Candia no pudo rematar. En medio de una seguidilla de ataques a favor, Candia cabeceó un corner y la pelota se fue por poco afuera. Vera por Gauto a los 20′ del ST fue el segundo ejecutado por FDK. Luego, Bajamich perdió una chance inmejorable. Luego de una jugada colectiva, con tiempo para pensar y parar la pelota, definió directo hacia la tribuna. A 15′ del final del encuentro, Huracán seguía buscando el empate ante un Independiente relegado. Un tiro libre de Candia hizo lucir a Sosa, que sacó una pelota imposible. ¿El rebote? Bajamich afuera. Sin embargo, el Globo seguía aprovechando los espacios e intentando lograr la paridad. Galván filtró un centro para Cóccaro, que de cabeza la tiró afuera. En las otras canchas, Arsenal se lo daba vuelta a Aldosivi y Boca estiraba la diferencia. Todos jugaban para Huracán. Mientras tanto, los errores quemeros en mitad de cancha dejaban abierta la posibilidad de una contra que pueda agrandar la diferencia en el marcador. Los ingresos de Curruhinca por Ibañez y Cordero por Candia a pocos minutos del final del encuentro poco hicieron por cambiar la historia.

Contraataques del Rojo en el complemento: el primero a los 36′ lo erra inexplicablemente Lucas González. El segundo a los 40′, rechaza mal Merolla y lo aprovecha Cazares y convierte el 2-0. Marcos Díaz hace señas, no se queda, no sale, no achica, no la ataja. A los 43′ Hezze repite el error que minutos atrás habia sido una jugada peligrosa a favor del Rojo y que habia salvado Merolla. Practicamente le da un pase a Leandro Fernández para que luego de una corrida selle el partido en un 3-0 a favor del conjunto de Avellaneda.

Una clasificación a la siguiente fase hubiese sido demasiado premio para un equipo tan irregular. Lo accesible de la zona se demuestra en la posibilidad que tuvo Huracán, un conjunto que estuvo 6 partidos sin ganar, y más derrotas que victorias en este torneo. Tigre y Aldosivi perdieron de local y avanzaron igual. Es más, si Huracán vencía al rojo quedaba tercero en la zona. Ayer se jugó como tantas otras veces, sin entender la relevancia del partido. Se regalaron 45 minutos, se hicieron tarde o errados los cambios. Bajamich fue la primera opción para mejorar un equipo que cuando tiene que ganar le cede la pelota al último de la tabla. Todas las decisiones que tomó este jugador en cancha fueron erradas. Todos los puntos altos que solíamos destacar en los anteriores encuentros, estuvieron bajos. Quizas el chileno Soto fue de lo mejor, y alguna aparición de Cristaldo y Candia. Merolla tuvo responsabilidad en los goles, pero también salvó unas cuantas. Gauto definitivamente deja una buena imagen. Sin embargo, en general Huracán estuvo muy por debajo de su rendimiento, desde la efectividad hasta la actitud. Esto era un ciclo cumplido más alla del resultado. Y como al director técnico no se le puede pedir autocrítica, se la pedimos a la CD.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento