La opinión del hincha Huracán 2 Central 0.

Era un partido que Huracán debía ganar, sí o sí.  La gente lo sabía, los jugadores lo sabían y el técnico también.  Si bien con Racing había dejado una buena imagen jugando gran parte del partido con uno menos, en este partido no se podía fallar.

Huracán salió a ganar desde el minuto 0.  Presionando, trabando, no dejando jugar y jugando, dando una imagen de querer ya mismo convertir.  Y no sé, 8 o 9 minutos pasaron y Cóccaro se va por derecha, le mete un caño al que lo marcaba, tira un centro genial y luego de un rebote la agarra Cristaldo y la manda a guardar.  Delirio total, fue justo frente a la hinchada.  Pasa esto y al toque se lo pierde Merolla ahí nomas.  Y viene una pelota que toma Cóccaro casi desde la mitad de la cancha, marca un surco y define ante el arquero.  Sigue corriendo y se sube al alambrado a gritarlo con la gente.  Van a sacar del medio y el árbitro muestra la palma de la mano diciendo pará un cachito… Y desde Ezeiza, el VAR anula el golazo.  Y, a partir de ahí, el show del VAR redujo a nada las emociones.  Frenó a Huracán en su mejor momento.  Fin de la primera parte.

Comienza el segundo y al rato Cóccaro se va por izquierda, tira el centro y uno de ellos mete el segundo tanto del Globo, en contra.  El VAR no dijo nada y el grito desaforado.  Después, Gauto tiene otra situación que no termina bien y el equipo, ya mucho mas tranquilo, manejó la situación y dejó que ellos hagan el gasto, sin ninguna consecuencia.

En suma, fue un gran partido.  Ganó muy, muy bien.  Pero como en el partido anterior nombré la calidad del rival que enfrentábamos, debo decir que Central, este Central, debe ser uno de los mas bajos que me tocó ver.  Un equipo sin alma, dejando que Huracán lo pasara por arriba.

Puntos altos hubo muchos.  Los dos marcadores de punta, Soto y Pérez, partido perfecto. Merolla cada vez se acerca más al Merolla que conocemos, Fattori es el reloj de Huracán y Hesse con una gran actuación.  Pero lo de Cristaldo y lo de Cóccaro hay que ponerlo en un cuadrito.  Cuando Cristaldo tiene la pelota y juega como jugó con Central, Cóccaro tiene la seguridad que será figura.  No puedo menos que ponerle un 10 a ambos, actuación sensacional.

Ganamos, debíamos ganar.  Me gusta la reacción de Dabove, que sin tiempo metió mano y lo hizo bien.  Cambió el semblante de los Quemeros. Pero claro, dura poco.  El martes otra vez, contra un rival que se las trae, de visitante, tendrá que parar al equipo en un par de días.  Fe es lo que sobra.

 

Abrazo Quemero!!!

Carlos Biondi.

 

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento