Todos contra todos, por Flavio Tuvo

TODOS CONTRA TODOS

Así se definió el formato de este nuevo torneo que depara 27 fechas. 

Y así está la cosa entre nosotros los hinchas/simpatizantes de nuestro querido Huracán, basta con ver los foros, las opiniones, descalificadoras algunas, hirientes muchas, que no hacen otra cosa que desnudar la frustración acumulada torneo tras torneo, conducción tras conducción, plantel tras plantel.

Esa debilidad de nuestro Club por la autodestrucción hizo que pocas horas antes de un partido final los jugadores salgan a reclamar un tema salarial y que luego lo plasmen en una actuación imperdonable, que un DT confirmado en su cargo (aunque a mí no me gustase) deba renunciar al día siguiente por presión de los referentes (ya vamos por unos cuantos sucesos de esta naturaleza), que hayamos dilapidado otra oportunidad en Copa Argentina ante un rival de 3ra categoría… y podría seguir con los fallidos.

Con todo este panorama es difícil ilusionarse con el inicio de un nuevo torneo, miramos todo de reojo, porque generalmente lo que arranca torcido termina torcido.

Pero si hay algo que no debemos hacer es pelearnos entre nosotros, porque alimentamos esa autodestrucción.  Nosotros queremos lo mejor para Huracán.

Como cualquier paciente crónico (y vaya si lo somos) tenemos derecho a que se nos diga la verdad porque de ese modo uno se prepara para lo que viene.  En ese sentido mi mirada en lo deportivo es que tenemos un plantel mediocre, con un banco de relevos mediocre, con pocas chances de promover chicos que hagan la diferencia y que esto necesariamente conlleva a navegar en el medio de la tabla en el mejor de los casos.  Basta con el verso que usan todos de llegué a un Club Grande, de aspirar a copas internacionales, porque es jugar con la ilusión de la gente.

Para volver a ser grande hay que trabajar duro en todos los frentes.  Si para mejorar la economía del club hay que pasar dos años en esta situación, traer jugadores de bajo salario, vender a algún jugador, hay que decirlo con claridad.  Esto lo han hecho clubes como Lanús y luego los resultados fueron muy elocuentes.  Considero que debemos dejar de vivir de glorias pasadas y enfocarnos todos en ver cómo encarar el resurgimiento, es eso o quedar condenados a agonizar de por vida.

Ahora bien, claro el sábado teníamos el primer partido de estos 27.  Rival complejo para un debut, juega bien, tienen 70% del tiempo la pelotita en los pies, te obligan a correr siempre detrás de la pelota y eso pasa factura después de unos cuantos minutos.

Rescato la intención inicial de ir a apretar bien arriba, al menos fue un cambio saludable con respecto al planteo anterior de esperar a ver qué pasaba.  Poco tiempo de preparación para una idea nueva.  Mismo plantel y similares problemas.  Anemia ofensiva y problemas defensivos.

Debut de un arquero que hace mucho no juega, se puede decir que cumplió aunque tuvo responsabilidad en el primer gol.

Defensa para ajustar muchas cosas, pésimo partido de Ibañez perdiendo cada mano a mano con Chancalay y llegando tarde en las coberturas de pelotazos cruzados, problemas de Merolla cuando sale muy lejos del área grande, dificultades de Galván cuando tiene que salir jugando, pecando de autosuficiencia en varias jugadas, como la del primer gol y Soto normal en la marca pero destacadísimo en la faz ofensiva, siendo por varios momentos el jugador más desequilibrante.  Dato preocupante porque si vamos a depender del lateral para llegar hasta las narices del arquero rival…

El mediocampo tuvo un flojo partido del chico Gauto y un primer tiempo para el olvido de Hezze que si levantó mucho después del primer gol de ellos.  Fattori siempre cumple pero a mi modo de ver rinde el doble cuando juega solito parado de cinco con espacio para ir hacia ambos costados.  Con un doble cinco queda como toro en un corral.

Cristaldo un poco más suelto sigue siendo la única chance de que podamos llegar con una pelota bien jugada al arco rival, tiene intermitencias claro, pero sigue careciendo de socios para poder hacer un traslado con peligro.

Arriba Cóccaro está peleado con la vida, protesta más de lo que juega, incluso a sus compañeros, pero está claro que no le llega ni una redondita y se tiene que fajar en soledad con los dos centrales y Cabral no pisa el área rival y siempre promete más de lo que materializa.

Por último no quiero dejar de mencionar la muy floja actuación de Walter Perez, ingresando al inicio del segundo tiempo, quien incluso casi genera un gol contrario cerrando hacia adentro con la zurda, algo que en pre novena se les enseña a los marcadores de punta que no se hace.

Pasó la primera fecha, no da para hacer ningún juicio categórico, no da para contribuir a la autodestrucción pero claramente tampoco para hacerse falsas ilusiones.  Se necesitarían refuerzos y no incorporaciones y seguro esto no va a suceder por la situación económica y de verdad lo entiendo.

El club y sus socios necesitamos un diagnóstico claro, preciso y con datos concretos, se necesita un plan acorde a ese diagnóstico con acciones y tiempos y así todos vamos a saber de qué viene la cosa y acompañar la reconstrucción de Huracán en lugar de pelearnos todos contra todos.

 

Abrazo Quemero!!

Flavio Tuvo.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento